/
/
/
/
/
/
   
Con honores a la Virgen del Carmen se realizó masiva procesión penquista

Con honores militares, se inició la procesión en honor a la Virgen del Carmen, en el contexto de la celebración del Día de Oración por Chile, que la Iglesia Católica realiza el último domingo de septiembre.
Domingo 24 de Septiembre del 2017
  
La procesión se realizó desde la parroquia san Agustín de Concepción, con la imagen de Nuestra Señora del Carmen, especialmente adornada con flores y el lema “Mi paz les doy”, que es el lema de la visita del Papa Francisco a Chile, en enero de 2018. Precisamente, en esta oportunidad, se puso énfasis en la visita papal, invitando a la comunidad a prepararse espiritualmente para recibirlo, con mucha esperanza.

Al inicio de la procesión en las afueras de la parroquia, un grupo del conjunto Criolloitos del Sur efectuó bailes religiosos, para luego comenzar la caminata a los sones de la banda instrumental del Colegio san José de Cabrero. En la esquina de Tucapel y Cochrane, el conjunto Pucará del Liceo Politécnico brindó varios pie de cueca a la Virgen, lo que fue muy aplaudido por los peregrinos.

El recorrido de este año se modificó respecto de los años anteriores, debido a que la catedral estaba ocupada por un grupo mapuche. La salida fue el templo de san Agustín y se continuó por calle Castellón hasta calle Víctor Lama para doblar luego en Tucapel y avanzar hasta Avda. O´Higgins y seguir nuevamente hasta Castelló para arribar a la parroquia, donde una banda de Carabineros interpretó la canción, en homenaje a la Patrona de Chile.

Tanto la procesión como la celebración de la Santa Misa fue presidida por monseñor Fernando Chomali, acompañado de numerosos sacerdotes, religiosas y laicos. En su homilía, Monseñor agradeció la presencia y participación a algunas autoridades y especialmente a las damas carmelitas y miembros de la Cofradía del Carmen de la parroquia, quienes escoltaron a la Virgen, en su trayecto; agradeció al Colegio san Agustín, al Colegio san José de Cabrero y a los grupos folklóricos que animaron la actividad.

Reflexionó al Evangelio del día y precisó que “una cosa son los pensamientos humanos y otra el pensamiento de Dios. Son caminos muy distintos. Por eso tenemos que pedir al Señor que nos ilumine y que nos dé la sabiduría. Los caminos de Dios y sus pensamientos no son los nuestros. Lo que hoy más necesitamos es sabiduría y en los momentos complejos necesitamos prudencia y el apoyo de Dios”.
Al concluir la Misa, Monseñor felicitó al padre Cecilio de Miguel por cumplir 80 años, de los cuales 50 años ha sido sacerdote y varios de ellos, sirviendo en la Diócesis de Concepción. Para ello, pidió un aplauso y al concluir, el Padre Cecilio recibió muchos saludos y abrazos de los asistentes.

Antes de la bendición final, el padre Yuliano Viveros, párroco de san Agustín leyó una carta enviada desde el Monasterio de las Carmelitas de Concepción, manifestando buenos deseos y ofreciendo su oración para todos. Por último, el padre Yuliano se mostró muy contento y satisfecho por la celebración y la gran presencia de fieles que a su juicio, cada año crecen en devoción y número.

Fuente: Comunicaciones Concepción


Concepción, 24/09/2017

 
Galerías Fotográficas