/
/
/
/
/
/
   
Pastoral Familiar celebró el Día del Abuelo

Dejando de lado la imagen del adulto mayor que sólo cuenta cuentos, la Delegación episcopal para la Pastoral Familiar, celebró el día del abuelo con una Eucaristía en la parroquia San Carlos de Borromeo, en la comuna de La Reina.
Martes 17 de Octubre del 2017
  
En un rol activo, donde son los pilares de la familia, y cumplen tareas fundamentales al interior del hogar, fueron los ejes del mensaje pastoral entregado por el párroco, padre Marcelo Gálvez, quien señaló en su homilía: "La fe nos la transmitieron ellos, nuestros padres y abuelos y a ellos estamos saludando hoy en su día, con el hecho de participar de esta Eucaristía en que es el Señor el que se nos da".

Y como son muchas veces los que convocan a la familia, y puentes de fe con sus nietos, cumpliendo la misión de difundir y mantener la fe cristiana en la familia; el matrimonio delegado para la Pastoral Familiar los festejó, pidiendo al Señor que los bendiga, proteja e ilumine.

Mónica Undurraga, delegada para la Familia, señaló: "Nuestros hijos y nuestros nietos nos necesitan, especialmente en la transmisión de la fe. Yo los invito a que nos preocupemos de esa entrega".

Su marido y diácono, José Manuel Borgoño, por su parte, les dijo a los asistentes: "En este mes de la familia, queremos destacar particularmente la figura del abuelo que es muy importante para todos nosotros, porque son quienes guían en la familia".

Troncos de la vida familiar

Con una sonrisa en su rostro, Paulina Sota, abuela, agradeció la instancia que los recuerden y valoren como parte importante de la familia en la fe: "Mis nietos viven tan lejos, que ya no me pueden acompañar a misa, pero en su tiempo sí fue así, cuando veo a los nietos aquí a uno le llega también al corazón".

Por su parte, Arturo Reyes, con ocho años, acompaña de la mano a sus abuelos. Para él estar con ellos es algo fundamental: "Para mí mis abuelos son algo muy importante en mi vida, los quiero mucho, los voy a ver desde el jueves hasta el sábado y los domingos vengo a misa con ellos. Me gusta estar con ellos porque jugamos y dibujamos".

Su abuela, Bernardita Contreras, le sonríe y agrega: "Fue preciosa la celebración, nosotros traemos a nuestro nieto para inculcarle la religión, además esta misa en particular acerca bastante los niños a la Iglesia. Es un gran regalo para nosotros esta celebración".

Fuente: Comunicaciones Santiago


Santiago, 17/10/2017

 
Galerías Fotográficas