/
/
/
/
/
/
   
Con gran esperanza se realizó Asamblea Eclesial Diocesana en Concepción

Con la celebración de la Santa Misa y un interpelador mensaje de Monseñor Fernando Chomali, arzobispo de Concepción, se realizó la XI Asamblea Eclesial Diocesana, en dependencias de la Universidad Católica de la Santísima Concepción, en la que participaron más de 600 agentes pastorales de la Iglesia local.
Lunes 23 de Octubre del 2017
  
Previamente, se realizaron tres encuentros de grupos con temas concluyentes, que se dieron a conocer en el plenario general. Al término de éste, el vicario general y vicario de la pastoral, padre Mauricio Aguayo, valoró el desarrollo del encuentro.
“Ha sido una importante participación desde el comienzo, con delegados de las parroquias y otras instancias eclesiales, han vivido de manera intensa la experiencia de discernimiento, en el ejercicio pos sinodal. Esta vez trabajamos tres de las siete indicaciones que nos ha dejado monseñor Fernando Chomali. La misma disposición se ha notado en los grupos de trabajo, con conclusiones muy enriquecidas y alentadoras”, afirmó el padre Mauricio.

En ese mismo sentido, Monseñor Fernando Chomali destacó la jornada y recalcó que ésta se enmarca en el proceso sinodal que vive la Iglesia y llamó a vivir una iglesia en salida, como lo ha planteado el Papa Francisco. “Lo que se está pidiendo es una Iglesia acogedora, una iglesia misionera y una Iglesia capaz de acompañar los procesos que está viviendo el mundo. Me llamó la atención que todos los grupos coincidieron una especial preocupación por los adultos mayores, que se dan cuenta que están abandonados y el fortalecimiento de la familia, porque la baja natalidad que se está viendo, se nota en las parroquias y catequesis. También han señalado que un católico jamás ha de ser un funcionario, sino misioneros, enamorados por Jesucristo que damos la vida por ello. Que esto lo digan los laicos, a mí me emociona y me da mucha esperanza”, subrayó.

El encuentro, que se enmarca en el proceso del VII Sínodo de la Iglesia de Concepción, convocó a sacerdotes, religiosas, diáconos y agentes de distintas pastorales. La jornada comenzó con una liturgia, que incluyó la adoración al Santísimo y prosiguió con un saludo de monseñor Fernando Chomali, Arzobispo de Concepción.

En su mensaje, Monseñor agradeció a quienes organizaron la Asamblea y además, se refirió a la visita del Papa Francisco a Chile y solicitó hacer el mayor esfuerzo para estar en la Eucaristía, en Temuco, el 17 de enero de 2018. “Daríamos un gran testimonio de eclesialidad, de colegialidad si nos entusiasmamos y reconocemos al Papa como el vínculo de comunión con el pontífice”.

En el camino sinodal, el Arzobispo dijo que “estamos apostando a procesos muy profundos, que tienen que perdurar en el tiempo para que den fruto. Una semilla da fruto cuando está el proceso de la naturaleza y nosotros hemos tratado de escuchar cuáles son los procesos de Dios, para cada uno de nosotros. Queremos que haya un proceso evangelizador, reflejado en un documento, que es una buena síntesis de lo es que la Iglesia, en los momentos actuales, de cambios culturales profundos”.

Manifestó que en este encuentro, se profundizaron diversos aspectos. “Primero, profundizar en el testimonio de vida más cristiano, más nítido. Ser testigos que Cristo resucitó, ser testigos de la alegría que suscita su venida, ser testigos de la resurrección de Cristo y ser testigo de su presencia en el mundo de hoy”.

Agregó, en segundo lugar, la importancia de hacer un discernimiento cristiano. “Está en el corazón de la espiritualidad cristiana discernir en comunidad, a los ojos de Dios cuál es su voluntad, porque no siempre coincide nuestra voluntad con la voluntad de Dios; voluntad de Dios que significa hacer sacrificio, entrar por la puerta angosta, sufrir incomprensiones. De ahí la importancia de tener consejos pastorales, económicos, de gobierno, dialogar y escuchar para hacer la voluntad de Dios”.

En tercer lugar, mencionó que “la acogida es tremendamente importante”; asimismo, se refirió a los medios de comunicación digitales, que deben ser gran testimonio en la difusión de la Palabra de Dios. “Es impresionante el poder que tiene el teléfono en sus manos y es importante hacer un buen uso”, acotó.

Citó también a la familia como un tema fundamental. “Si queremos fortalecer la Iglesia y la sociedad, tenemos que fortalecer la familia”, subrayó.

Finalmente, Monseñor Chomali, llamó en su mensaje de saludo a los asambleístas a “educar la fe y eso requiere mucho espesor teológico. La iglesia dispone de diversas instancias para ello. Una mente mejor formada tiene un mejor espesor para dar razón de nuestra esperanza”, afirmó, añadiendo que es importante ser muy creativo para llegar a los más pobres, materialmente, pero también llegar a los que enfrentan la pobreza de la soledad.

La Asamblea desarrolló un intenso trabajo de mesas, y concluyó con una plenaria general y la celebración de la Santa Misa.

Fuente: Comunicaciones Concepción


Concepción, 23/10/2017

 
Galerías Fotográficas