/
/
/
/
/
/
   
Nuevo libro ayudará a educar la fe de las familias

"La familia hoy día forma parte de la periferia que debe ser atendida", dijo el Arzobispo de Santiago, cardenal Ricardo Ezzati, en la presentación, el pasado martes 24, del libro "Talleres de acompañamiento para padres", de la Delegación para la Familia.
Jueves 26 de Octubre del 2017
  
La autora del trabajo es Elena Araneda, con vasta experiencia en educación y trabajo con las familias, y contó con la colaboración de Mónica Undurraga, quien, junto a su esposo, el diácono José Manuel Borgoño son los delegados para la Pastoral Familiar de Santiago.

El libro consiste en una propuesta veinte temas independientes entre sí, para trabajarlos en talleres de grupos de familias. Se trata de temas como la educación en valores, la afectividad en la familia, la educación de la fe, y la "abuelidad", que ayuda a los padres que comienzan a desempeñarse como educadores de sus nietos. Todos los talleres tienen la misma metodología, parten con una oración, luego una reflexión y después diversas actividades.

En la presentación, el Vicario para la Educación, padre Andrés Moro, señaló que "la metodología presentada es también un ejemplo de saber poner todo lo que se quiere desarrollar en una forma sencilla, didáctica y amena al mismo tiempo. ¡No es algo menor en un manual de origen eclesial! No por sintético se pierde su riqueza ni su centro". Luego, expresó: "Al leer todos los temas propuestos me imaginé a tantos matrimonios, que ya conozco que encontrarán aquí un material sencillo y adecuado a los ritmos tan diversos que tienen hoy nuestras familias, verdaderos caleidoscopios, como los nombra el Papa Francisco en Amoris Laetitia.

Además, los temas están pensados para que cada comunidad de padres o de matrimonios los desarrolle a su propio ritmo. Calidad en lo propuesto pero mucha libertad y flexibilidad en su implementación. ¡Otra sabia decisión pastoral que se agradece!".

Por su parte, la autora del trabajo, Elena Araneda, esposa del diácono Enrique Palet, confesó que "nos embarcamos en este desafío porque creemos en la familia tanto como creemos en Dios, como creemos en el amor, porque soñamos familias unidas, donde cada uno de sus miembros se sienta feliz, aceptado, escuchado, respetado, protegido. En definitiva, amado".

Precisó que tanto ella como Mónica Undurraga no son expertas ni en teología, ni en psicología, ni en sociología, "pero las dos fuimos profesoras y en el ejercicio de la pedagogía se viven muchos problemas que también se viven en el hogar".

Mónica agregó que "creemos que cuando uno reflexiona los temas, salen cosas muy lindas, y todos tenemos experiencias maravillosas del ser familia. Y eso es lo que nos ayuda a crecer, mucho más que la experiencia nuestra es la creencia en el trabajo comunitario". Señaló que "este libro pretende ser una herramienta Tenemos la esperanza que este libro se pueda trabajar en forma eficaz en las comunidades con los jefes de familia".


Una formación permanente y más explícita

El acto de lanzamiento de esta obra fue cerrado con la intervención del cardenal Ricardo Ezzati, quien agradeció y valoró este aporte. "La familia hoy día forma parte de la periferia que debe ser atendida", sostuvo. Y recordó que desde que llegó a Santiago como arzobispo planteó la necesidad "de pensar en una formación y en una catequesis que fuera mucho más explícita, permanente y específica para aquellos que se preparaban a vivir el don del matrimonio". Adelantó que participa en la preparación de un proyecto de formación de laicos, religiosas, sacerdotes, diáconos permanentes para acompañar más de cerca a la realidad familiar, que la Santa Sede espera entregar el próximo año.

Por otra parte, el arzobispo de Santiago destacó que la presentación del libro la hiciera el vicario para la Educación, señalando el vínculo "muy estrecho e íntimo entre lo que significa transmitir la fe a los hijos con la tarea educativa".

"Talleres de acompañamiento para padres" está a la venta en la librería de la Delegación Familiar, Compañía 1063, primer piso, y en las vicarías zonales. Su valor es de 5 mil pesos.

Fuente: Comunicaciones Santiago


Santiago, 26/10/2017

 
Galerías Fotográficas