/
/
/
/
/
/
   
Cristo profanado y restaurado fue repuesto en su lugar en el Santuario de La Candelaria de Copiapó

Fieles celebraron junto al Obispo con una procesión y bendición de la imagen
Lunes 06 de Noviembre del 2017
  
Después del ataque que sufrió en agosto pasado, ya volvió a su lugar habitual la imagen restaurada del Cristo Crucificado, en el patio del Santuario de Nuestra Señora de La Candelaria de Copiapó.

La noche del sábado 4 de noviembre la comunidad del Santuario se reunió para celebrar juntos esta hermosa noticia, acompañada del Obispo de Copiapó, Monseñor Celestino Aós, junto al rector del Santuario, Padre Francisco Javier Medina.

Después de la eucaristía, comenzó la procesión con la imagen de Cristo, procesión que tuvo cuatro estaciones por el interior del patio, hasta la salida, donde se incorporaron los numeroso bailes religiosos. Luego volvieron al Santuario para el momento de la reposición de la imagen del Cristo profanado, en su lugar en el patio.

"Vivir como Jesucristo vivió"
"Esta cruz fue colocada por nuestros antepasados- recordó el Obispo, - esta cruz fue visitada por innumerables atacameños y visitantes a quienes sí les interesa Jesucristo, esta cruz ha estado y ahora estará ahí como un recuerdo, como un punto de referencia y encuentro: a través de esta imagen de Jesús crucificado muchos se han encontrado con Dios en su sufrimiento, en sus problemas". Don Celestino dijo que "en esta tarde, aquí oramos por los que estamos aquí para confesar a Jesucristo como el Señor, oramos por los que han contribuido con sus aportes para que se restaurara esta imagen y arreglara su altar, y rezamos por quienes lo ofendieron y destruyeron: que también ellos puedan reconocer a Jesucristo como el Hijo de Dios, como el Salvador de los hombres y se sumen a nuestra Iglesia".

En la parte final de sus palabras, el Obispo hizo referencia a lo que está escrito sobre la cruz: “Jesús de Nazaret, el Rey de los judíos”; así está escrito; así lo reconocemos; así queremos que reciba aquí a todos los que visiten este altar y este Crucifijo; así queremos que lo reconozca todo Copiapó y todo Atacama porque nosotros seamos mujeres y hombres que viven como Jesucristo vivió".

Luego de la colocación de la cruz, don Celestino besó los pies de la imagen, y él junto al P. Francisco Javier pusieron ofrendas florales balo la misma. Luego, muchas personas, familias con sus niños, integrantes de los bailes religiosos, se acercaron a la cruz para besar los pies del Crucificado.

Fuente: Comunicaciones Copiapó


Copiapó, 06/11/2017

 
Galerías Fotográficas