/
/
/
/
/
/
   
Comunidad de la parroquia San Francisco recordó al diácono Luis Díaz, en el segundo aniversario de su Pascua

"Luchito" fue el primer diácono permanente ordenado en la diócesis
Lunes 27 de Noviembre del 2017
  
Familia, amigos y la comunidad parroquial se reunieron el pasado jueves 23 para recordar al diácono Luis Díaz, cuando se cumplían dos años de su Pascua, con una misa presidida por el Párroco, Padre Fabrizio Restante.

En el marco del Mes de María, el P. Fabrizio habló de la importancia del acompañamiento de María "en cada uno de nuestros pasos, dejémonos consolar por Ella, porque Ella, al igual que nosotros, conoció el sufrimiento". Dijo que "Ella es testimonio de ternura, de una entrega incondicional, de fuerza, de esperanza”.

El sacerdote hizo especial énfasis en el ministerio de don Luis, recordando que la Iglesia chilena está celebrando los 50 años del ministerio de diaconado permanente. "El día de su nombramiento, él dijo "aquí estoy, Señor, para servir y para dar su vida en rescate por muchos", y también dijo "aquí estoy, Señor" el día del accidente".

El ofertorio fue presentado por Cristian, su hijo. Era una foto de la familia de "Luchito", donde aparecen su esposa, sus hijos, nietos y bisnietos, que recoge la experiencia del diácono como hombre de familia, que conoce y acompaña las alegrías y sufrimientos de la vida familiar. Por su parte, su esposa Ruth presentó la estola, la que llevó en innumerables ocasiones durante su ministerio. Su otra hija, Jeanette, junto a su esposo, Juan Manuel, llevaron al altar, el pan y el vino.

Don Luis Díaz falleció el 23 de noviembre de 2015, tras un accidente carretero ocurrido la madrugada del 19 del mismo mes, cuando un grupo de consagrados -sacerdotes, religiosas y el Obispo- y un laico volvían de San Pedro de Atacama.

Fuente: Comunicaciones Copiapó
Fotos: Francisco Contreras, parroquia San Francisco de Copiapó


Copiapó, 27/11/2017

 
Galerías Fotográficas