/
/
/
/
/
/
   
Iglesia de Concepción aborda tema de los jóvenes

Junto con dar a conocer una visión amplia de la situación de los jóvenes, en la Jornada del Personal Apostólico, realizada en casa Betania, se reflexionó como Iglesia de Concepción, el desafío de acompañar a los jóvenes como uno de los desafíos prioritarios de la evangelización.
Miercoles 29 de Noviembre del 2017
  
En la jornada, que se inició con la celebración de una Misa, en la capilla del establecimiento, intervino el padre Víctor Álvarez, vicario de Pastoral Juvenil, para entregar un completo diagnóstico de la realidad juvenil a nivel mundial, nacional y diocesana y poner énfasis en los desafíos que tiene la Iglesia, en que el Papa Francisco ha convocado, para el año 2018, a una Sínodo sobre los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional.

El vicario sostuvo que la evangelización de los jóvenes no es sólo una realidad de primera responsabilidad de la Vicaría de Pastoral Juvenil, “sino de la Iglesia en su conjunto y como agentes pastorales cómo dar respuesta. Por eso, en la primera parte fue presentar un panorama general con datos estadísticos en qué están los jóvenes, dónde están y cómo poder acompañarlos”.

Manifestó que la Iglesia de Concepción ha asumido una gran responsabilidad en trabajar con los jóvenes como una vicaría, un organismo que el Arzobispo lo ve como una prioridad de la diócesis y “desde ahí, cómo tenemos la responsabilidad de acompañar las diferentes realidades (parroquias, movimientos, pastorales de educación superior)”.

Reconoció que la tarea no es fácil. “Los jóvenes tienen una sensibilidad muy importante y cuando uno va generando estos puentes de encuentros con el Señor y experiencias solidarias, también se ve su generosidad de parte de ellos. Si bien el consumismo y demás tiende al repliegue y cómo la vida cristiana tiene una propuesta importante que no sólo puede alimentar la vida de la Iglesia, sino también al país que nos toca vivir hoy”.

El padre Víctor hizo un llamado a tomar conciencia que “como Iglesia de Concepción somos un cuerpo, si bien cada uno tiene responsabilidades concretas que trata de abordarlas de la mejor manera, pero cada uno somos corresponsables de la misión de la Iglesia que es anunciar a Jesucristo y el Evangelio”.

El secretario ejecutivo de la Pastoral Juvenil, Carlos Hugo Méndez, señaló que ha sido un trabajo intenso, con una nueva orgánica para dar vinculación entre las distintas áreas. “Hemos ido avanzando y el desafío es mayor, porque cada vez hay una mayor necesidad de los jóvenes, en temas de acompañamiento, ya que los jóvenes se sienten solos; necesitamos marcar mayor presencia en cada uno de los sectores y realidades en que están los jóvenes”, planteó como desafío.

Recordó que la Pastoral Juvenil está involucrada en “formar y acompañar a los jóvenes voluntarios relacionada con la visita del Papa, en Temuco. Se trata de 500 jóvenes que serán voluntarios que prestarán un servicio en esa ciudad”.

Subrayó, además, que el desafío es poder llegar a todas las realidades donde están los jóvenes. “Se nos ha planteado no sólo como pastoral juvenil, sino como iglesia mundial. El Papa Francisco ha propuesto este sínodo en la temática de los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional y nos ha querido preguntar por los jóvenes no sólo los que están en nuestras parroquias, movimientos y comunidades, sino también en los jóvenes a los que no estamos llegando. Justamente, estamos en un proceso de compartir experiencias y de poder vivir otras y saber qué necesita de nosotros cómo iglesia”.

Fanny Salazar, encargada de formación, dijo que los jóvenes necesitan hoy ser escuchados y prestarles mucha atención y a estar junto a ellos. “De alguna forma el Papa nos está diciendo en Evangelium Gaudium, de tener olor a oveja y estar relacionados con ellos y buscar las nuevas formas, de acompañarlos, acogerlos. Hoy, a los jóvenes los mueve la acción, el apoyo, la ayuda, la solidaridad y de alguna manera estamos un poco en déficit”, indicó.
Fanny habló de trabajar con nuevas estrategias para vincularse con los jóvenes. “Buscamos estrategias nuevas, los jóvenes han cambiado, hoy tenemos ver que los que les llama la atención es muy distinto a lo que fueron las generaciones anteriores. Hoy, hay que estar “al pie del cañón” con ellos, con las tecnologías, con el lenguaje, es un acercamiento al mundo juvenil no de forma parcelada, sino en su conjunto, en una nueva orgánica”, enfatizó.

Fuente: Comunicaciones Concepción


Concepción, 29/11/2017

 
Galerías Fotográficas