/
/
/
/
/
/
   
En tiempo de espera y esperanza
El espíritu de la Navidad ya se siente en La Serena

Con bendición de Árbol y Pesebre ubicados en plaza san Juan Pablo II, la ciudad colonial se prepara para conmemorar el nacimiento de Jesús.
Jueves 07 de Diciembre del 2017
  
Primera semana de Adviento y la ciudad de La Serena se pone a tono con este tiempo de espera y esperanza. Y es que al anochecer de este jueves 7 de diciembre, se realizó la tradicional bendición del Pesebre y Árbol navideño, iniciativa de la Ilustre Municipalidad de La Serena en conjunto al Arzobispado, que cada año tiene lugar en la plaza san Juan Pablo II, ubicada a un costado del templo Catedral.

En la ocasión, Mons. René Rebolledo presidió la liturgia con la cual se recordó el nacimiento de Jesús, quien vino al mundo en un humilde pesebre, oportunidad en la que, además, se encendió el Árbol de 15 metros de altura y que posee más de mil metros de guirnaldas, 500 adornos navideños y cerca de treinta mil luces.

“Manifestamos ante estos dos signos que deseamos vivir como familia el sentido auténtico de la Navidad. Es un don el que podamos contar con ellos en el centro de la ciudad. Contemplando el Pesebre podemos experimentar la alegría por el don del nacimiento en semejante posada del Salvador del mundo. ¡Él es la plenitud de nuestras vidas! En el Árbol navideño, que es extraordinariamente hermoso, queremos contemplar que Cristo, que nace en Belén por nosotros, es en verdad el Árbol de la vida. Él viene por amor a nosotros y para salvarnos del pecado. En este signo, lleno de luz, contemplamos a Cristo luz del mundo. Deseo a todos santa Navidad. Tendremos presente en el afecto, cercanía y oración a cuantos sufren por una razón u otra. La esperanza del tiempo de Adviento y de la próxima Navidad, sea para ellos gran motivo de consuelo”, destacó el Pastor Arquidiocesano.

En tanto, el alcalde de La Serena, Roberto Jacob, durante su intervención sostuvo que “durante esta época tenemos que aprender a ser solidarios, hay muchas cartas en el correo que están esperando que alguien las vaya a retirar y, en ocasiones, son niños que escriben pero no pidiendo un juguete de regalo, sino que manifiestan que sus padres no tienen para una cena de Navidad. Los adultos debemos aprender de los más pequeños el sentido de la solidaridad, así que la invitación es a pasarlo bien y ayudar a otras familias a ser felices también”.

De esta forma, se busca incentivar la reflexión y preparación espiritual para los habitantes de la zona y visitantes que lleguen a la región de Coquimbo, con motivo de vivir el verdadero sentido de esta especial fecha: conmemorar la Natividad de Jesucristo, nuestro Salvador.

Fuente: Comunicaciones La Serena


La Serena, 07/12/2017

 
Galerías Fotográficas