/
/
/
/
/
/
   
El desafío de anunciar en los nuevos tiempos

En una solemne ceremonia, la Vicaría de la Esperanza Joven, certificó a 15 agentes pastorales como nuevos Asesores de Pastoral Juvenil, actividad que contó con la presencia de familiares y amigos.
Jueves 14 de Diciembre del 2017
  
La certificación comenzó con una eucaristía presidida por Monseñor Cristian Roncagliolo, obispo Auxiliar de Santiago y vicario de la Esperanza Joven, quien en su exhortación, llamó a los nuevos asesores a seguir a Jesús con perseverancia y sin dejar de olvidar que Cristo es el centro de la vida.

Respecto de la formación, relevó que la elección es un llamado de Jesús hacia los más débiles, cansados y agobiados, recordando que los más necesitados deben ser siempre el foco de todo cristiano como un don para estar más cerca de Dios.

Por último, les recordó que más allá de la formación misma, lo más importante es no olvidar la misa dominical, invitar a otros a formarse, cargar la cruz día a día y estar al servicio de Dios y de los más necesitados.
Antes de finalizar la misa, el padre Cristian realizó la bendición a estos 15 asesores, para luego dar paso a la entrega de diplomas.

Cristian Peters, Coordinador académico del curso, extendió la alegría de la jornada y señaló que “esta experiencia es súper gratificante. El acompañar a los asesores que son a la vez acompañantes de otros jóvenes, es algo que enriquece y fortalece el proceso que han vivido, en medio de los apuros y preocupaciones que viven a diario. Hemos contado con la participación de asesores que son casados, religiosas y eso ha producido un rico grupo de trabajo. La propuesta es seguir acompañándolos y ofreciéndoles otras instancias”, resumió.

Jorge Sepúlveda, asesor de la parroquia Santa Ana de Santiago, manifestó que “el fin no es solo la formación. Es poder guiar a otros jóvenes en sus sueños, en sus desafíos de encontrar a Cristo. Nosotros somos solo acompañantes, pero ellos son los protagonistas en sus colegios, universidades y que la parroquia sea un medio para eso. Que puedan encontrar a Cristo en el que sufre. El papa nos dice salgan a las periferias y vayan al encuentro”.

“Es un desafío grande. Todos tenemos capacidades diferentes. Por ejemplo, a mí me gusta más el acompañamiento de jóvenes cuando llegan con sus problemas y soy más esquiva a salir al encuentro de los más pobres. Entonces es un desafío lograr eso y para eso, nos estamos formando para ser íntegros”, testimonió Daniela Gajardo, de la parroquia Inmaculada Concepción de Colina.

Todo finalizó con un compartir fraterno, donde todos intercambiaron experiencias y recordaron lo vivido durante el año.

Fuente: Comunicaciones Santiago
www.iglesiadesantiago.cl


Santiago, 14/12/2017

 
Galerías Fotográficas