/
/
/
/
/
/
   
La realidad del Papa Francisco

A través de una columna de opinión, el cardenal Francisco Javier Errázuriz afirma que el Santo Padre nunca separaría a las personas individuales de la redención que Cristo nos ofrece.
Jueves 21 de Diciembre del 2017
  
“Es inimaginable que el Papa Francisco haya afirmado que Dios no redime a los individuos, sino a las relaciones sociales. Nunca separaría a las personas individuales de la redención que Cristo nos ofrece. Por eso nos invita una y otra vez a ir al encuentro de la persona de Cristo para conocerlo, amarlo, agradecerle y asemejarnos a Él. Dios nos propone colaborar con Él. Esta obra suya y nuestra repercute en la calidad de las relaciones sociales y de la cultura”, aclara en una columna de opinión del diario El Mercurio el cardenal Francisco Javier Errázuriz.

Ver columna completa

El arzobispo emérito de Santiago es un colaborador cercano del Papa Francisco desde hace más de diez años, y desde que fue elegido Papa trabaja con él cada año durante quince días.

“Cada domingo al mediodía, el Papa dirige unas palabras a quienes acuden a la plaza San Pedro a rezar el Angelus con él, a escucharlo y recibir su bendición. El domingo antepasado llegué tarde a la misa con la comunidad chilena en Roma, porque el gentío de quienes llenaban la plaza me impedía avanzar. Se llena la plaza, porque al Papa Francisco se lo admira en el mundo entero. Ha acercado a Jesucristo aun a muchos que no creían en Él. Unos lo admiran por su cercanía y su comprensión del hombre contemporáneo. Otros, por haber alentado el compromiso ecológico mediante su encíclica Laudato si . Otros, por su apoyo a los migrantes y a los pobres, que son descartados. Otros, porque aprecian su espiritualidad y su entrañable amor a Jesucristo y a la Virgen María”, explica el cardenal Errázuriz, y añade que el mismo Francisco nos propone ser una Iglesia acogedora, y nunca una Iglesia excluyente.

Fuente: Prensa CECh


Santiago, 21/12/2017

 
Galerías Fotográficas