/
/
/
/
/
/
   
Fiesta Grande 2017:
Multitudinaria manifestación de fe a la Virgen del Rosario de Andacollo

Miles de peregrinos, junto numerosos Bailes religiosos, se dieron cita en la tradicional festividad viviendo la procesión por las calles del pueblo andacollino.
Miercoles 27 de Diciembre del 2017
  
Con gran fervor los devotos de la Virgen del Rosario de Andacollo, quienes provenían de toda la región, el país y el extranjero, vivieron la Solemne Procesión por las calles del pueblo, encomendándose de esta forma a la Santísima Virgen, patrona de la localidad y de la Arquidiócesis de La Serena. El día principal de la fiesta inició con las celebración de santas Misas en el templo parroquial, para luego dar vida a la Eucaristía Solemne que presidió el Arzobispo de La Serena, Mons. René Rebolledo Salinas.

Por la tarde, la Procesión se inició desde la entrada a la Basílica Menor, lugar en que la santa Imagen de la Virgen del Rosario fue saludada por los numerosos Bailes Religiosos, para luego comenzar su recorrido por las calles de la ciudad minera.

En este sentido, el Pbro. Martín Reta, sacerdote proveniente de la diócesis de San Juan, Argentina, manifestó que “la Virgen del Rosario de Andacollo es muy popular, querida y celebrada en la Arquidiócesis de San Juan de Cuyo. Paulatinamente, las comunidades la han ido conociendo y acercándose. En lo personal es muy emocionante y conmovedor el amor a la Virgen por parte de sus devotos, donde colocan toda su perseverancia y amor a través de los bailes y danzas que ofrecen en su honor”.

Por su parte, Teresa Roco, oriunda de La Serena y participante por más de 50 años en forma ininterrumpida de la festividad, expresó que “es algo que se transmite e inculca por amor. Mis padres me traían y ahora yo vengo con mis hijos, manteniéndose la fe por nuestra Madre que es inmenso en su bondad. Eso no cambia con los años. Cada vez que venimos emociona por permitirnos darle gracias y ofrecerle una ofrenda en su nombre”.

Asimismo, Juan Díaz, peregrino ovallino, comentó que “cada vez que participo de la fiesta siento un alivio en mi alma. Considero que cumplo con agradecerle por lo entregado por medio de su gracia. La Virgen nos acompaña siempre. Nosotros no la podemos abandonar. Por eso es que la Misa y Procesión de cada año son sagradas para mí y mi familia”.

200 años de tradición

En la ocasión, el Baile Religioso Tamayo, fundado el 25 de diciembre de 1817, conmemoró 200 años de existencia. En la oportunidad Herman Codoceo, coordinador del baile, destacó que “me siento afortunado de participar en este aniversario tan importante para nosotros. Bailarle a “La Chinita” es algo hermoso, único y significativo para nuestras vidas. Nuestros abuelos nos han transmitido este amor y es tarea nuestra inculcárselo a hijos y nietos. Cada integrante se ha encargado de mantener las traiciones por lo que este aniversario conlleva igualmente en un enorme desafío, relacionado al proyectar nuestro baile a las futuras generaciones. No me cabe duda que la fe, la alegría y el trabajo se encargará de ello”.

Fuente: Comunicaciones La Serena


Andacollo, 27/12/2017

 
Galerías Fotográficas