/
/
/
/
/
/
   
Mons. Rebolledo realizó recuento anual:
Memoria agradecida del 2017 y la Vida Pastoral de la Iglesia en La Serena

El presente año será recordado principalmente por el anuncio de la visita del Santo Padre Francisco a Chile y el compromiso de las comunidades eclesiales de las provincias Elqui y Limarí con los hermanos migrantes, prioridad de las Orientaciones Pastorales Arquidiocesanas 2015-2022.
Sabado 30 de Diciembre del 2017
  
A pocas horas de finalizar el año 2017, es importante revisar el acontecer pastoral que ha tenido la Iglesia en la Arquidiócesis de La Serena. Y es que diversas actividades han marcado la pauta local, como también a nivel nacional, las que han aportado, sin duda, a construir un mejor presente y futuro de la sociedad en que vivimos. Por tal motivo, en esta oportunidad el Arzobispo de La Serena, Mons. René Rebolledo Salinas, quiso hacer memoria agradecida del año que se nos va, realizando un recuento de los acontecimientos más importantes.

Una de las noticias más destacadas del año fue el anuncio de la Visita del Papa Francisco a Chile ¿Cómo lo vivió la Arquidiócesis?

A comienzos de año realizamos, junto a los obispos chilenos, la visita Ad Limina, encuentro con el Santo Padre que tiene lugar cada 5 años. En aquella oportunidad, le manifestamos la intención de recibirlo en nuestro país.

Fue un año especial, ya que en abril conmemoramos 30 años de la visita que hiciera a nuestro país el Papa san Juan Pablo II, ocasión que recordamos en La Serena con una romería en la plaza que lleva su nombre, dispuesta con el objetivo de memorar su paso por nuestra región.

En este sentido, recibimos con gran alegría el anuncio que realizó el pasado 19 de junio el Nuncio Apostólico, Mons. Ivo Scapolo, comunicando que el Papa Francisco visitaría nuestro país del 15 al 18 de enero del 2018. En su momento lo mencioné y me gustaría repetirlo en esta oportunidad, es un gran don de Dios que nos visite el Santo Padre.

Desde la fecha del anuncio, nuestra Arquidiócesis ha desarrollado un programa, animados por la Comisión Nacional encargada de organizar la visita del Santo Padre a Chile, con la finalidad de que las distintas parroquias, capillas, movimientos apostólicos y colegios, puedan ser parte de esta hermosa fiesta eclesial que estamos próximos a vivir.

Este año, igualmente, se conmemoró una década de la publicación del Documento de Aparecida ¿De qué forma lo vivieron los fieles de la zona?

En el mes de mayo, se cumplieron 10 años de la realización de la V Conferencia del Episcopado Latinoamericano y del Caribe en Aparecida, Brasil, lo que motivó un programa anual por parte de la Universidad Católica del Norte (UCN), sede Coquimbo, en conjunto al Arzobispado, en donde se reflexionó en torno a diversos aspectos abordados por el Documento, que nos invita a renovar nuestro compromiso de Discípulos Misioneros del Señor.

Lo anterior, se concretó en el marco del Ciclo de Charlas Teológico-Pastorales que organizó el Departamento de Teología de la UCN, con diversas presentaciones que tuvieron como objetivo revisar la vigencia del Documento de Aparecida. Así, una vez al mes, distintos expositores han dado su punto de vista, enfocándose sobre todo en lo que significa servir con el espíritu de ser Discípulo Misionero de Jesús. En las ocasiones, se reflexionó por ejemplo en torno a la figura de Jesucristo como Maestro, la promoción humana y comunitaria, los desafíos de la conversión pastoral, entre otros.

La Iglesia destaca entre sus principios el ayudar al prójimo ¿Cuáles fueron las principales acciones solidarias que motivaron el 2017?

A comienzos de año la zona centro-sur del país sufrió debido a las altas temperaturas, lo que provocó lamentables incendios forestales que destruyeron todo a su paso. Para ir en ayuda de aquellos hermanos que lo perdieron todo, se realizaron campañas de recolección de agua, víveres y útiles de aseo personal.

Similar situación vivimos en nuestra propia zona, junto a la región de Atacama, en donde numerosas comunidades se vieron afectadas por los fuertes temporales de lluvia y nieve, que dejaron cientos de personas damnificadas durante el invierno, por lo cual se movilizaron las Pastorales Sociales y Juveniles, para ir en ayuda de quienes más lo necesitaban.

Por otra parte, la campaña Cuaresma de Fraternidad 2017 bajo el lema “Tu aporte y mi experiencia, valen” nos convocó a ser solidarios con nuestros adultos mayores. Durante 10 meses, y con fondos de la campaña a nivel nacional realizada durante el 2016, la Arquidiócesis de La Serena, a través de la Pastoral Social – Caritas, desarrolló el proyecto “Formación intergeneracional de buen trato para adultos mayores”, con el objetivo de beneficiar a cerca de 800 personas de la tercera edad presentes en las cuatro vicarías de la Arquidiócesis.

De igual manera, se vivió con intensidad el Mes de la Solidaridad, durante el cual se convocó a seguir el ejemplo de San Alberto Hurtado y hacer de la solidaridad un modo permanente de vida. Es así que mediante diversas acciones, manifestamos nuestra cercanía con los hermanos migrantes, con quienes se ha trabajado a través de diversas iniciativas para incluirlos, acogerlos y manifestarles que ante los ojos de Dios, todos somos hermanos. Es así que tanto en Ovalle como en Vicuña, La Serena y Andacollo, por nombrar algunas comunidades, se han abierto los comedores parroquiales, se realizan clases de español y operativos médicos, se han creado espacios para que demuestren parte de sus costumbres, se les ha prestado ayuda en cuanto a temas de legislación laboral y así una larga lista de acciones que buscan facilitar su estadía en nuestra zona para que se integren, de la mejor manera, en nuestra comunidad.

Precisamente, la llegada de muchos hermanos extranjeros a la zona ha sido la tónica de este año ¿Cómo se manifiesta el acompañamiento a los hermanos Migrantes como una prioridad pastoral de la Iglesia en La Serena?

Nuestras Orientaciones Pastorales Arquidiocesanas 2015 – 2022 nos entregan una ruta a seguir. En ellas, durante este 2017 como también para el 2018, se nos invita a vivir como prioridad la Pastoral con los Migrantes. Es así que durante las asambleas eclesiales que realizamos a inicios y finales de año, se explicó el fenómeno migratorio, analizando la situación de quienes llegan al país buscando mejores oportunidades de vida. Del mismo modo, se convocó a que buscáramos iniciativas que permitieran tender una mano de ayuda y aceptarlos en nuestras comunidades, acercándonos no tan sólo con la ayuda material, que es muy necesaria, sino también con la espiritual, como es escucharlos, aconsejarlos, enseñarles nuestras tradiciones de fe y, asimismo, aprender las suyas.

Estimo que la comunidad católica ha hecho vida esta prioridad y ha manifestado comprensión, cercanía y apoyo para los hermanos extranjeros, lo que es un aliciente para continuar trabajando en este sentido, dando testimonio y buscando que la sociedad en general propicie una vida mejor y más justa para quienes vienen de lejos. Recordemos que la Iglesia es una familia que no conoce fronteras; somos un pueblo peregrino. Nuestro país es bello, el Señor lo ha enriquecido en múltiples formas. Sin embargo, no debemos olvidar que no es la patria definitiva, todos somos peregrinos en camino a la celestial.

Para finalizar, ¿qué otras noticias pastorales de la Arquidiócesis destacaría del presente año?

En nuestra zona hay una gran devoción por la Santísima Virgen del Rosario de Andacollo, patrona de la Arquidiócesis de La Serena, y así como las dos fiestas que se realizan en su honor, tanto en octubre como diciembre, junto a las del Santuario “El Niño Dios” de Sotaquí y así en los casi 500 pueblos en los que cada semana se vive la novena de preparación para la fiesta patronal, que finaliza con la procesión acompañadas de bailes religiosos, podemos vislumbrar el sentido con que se vive la religiosidad popular. Por tal motivo, fue de gran alegría que durante el mes de abril se realizara en el Santuario “Ntra. Sra. del Rosario” de Andacollo el I Encuentro de Piedad Popular del Norte Chico, que convocó a bailes religiosos, cuasimodistas, cantores a lo divino y pastorales de los diferentes Santuarios de Illapel, Copiapó y La Serena, que se efectuó con la finalidad de unificar criterios y compartir experiencias a partir de las tradiciones.

Por otra parte, destacar el testimonio que manifiesta la Pastoral Juvenil, quienes durante el presente año se reunieron en torno a encuentros de escucha, reflexión y análisis, con motivo de preparar el próximo Sínodo de los Obispos, que se vivirá en octubre del 2018 y lleva por lema “Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional”. Igualmente, participaron con gran ahínco en lo que fue la Escuela de Líderes Católicos, que cada semana tuvo sus encuentros en dependencias del Arzobispado. Asimismo, gran alegría produjo ver como cientos de jóvenes, sin miedos ni vergüenza, dieron testimonio de su fe, saliendo a las calles de la ciudad de Vicuña para dar vida al Encuentro con el Pastor, en el cual anunciaron al mundo que los jóvenes católicos en la Arquidiócesis quieren seguir al Señor como discípulos misioneros de Él.

Finalmente, enfatizar el trabajo vocacional en nuestra Iglesia local, otra de nuestras prioridades pastorales. Y es que gran alegría produjo en la comunidad la Ordenación del diácono en tránsito, Juan Carlos Álvarez, quien oriundo de Punitaqui dio un importante paso en su camino de seguimiento al Señor. Este acontecimiento propiciará que en los próximos meses, Dios mediante, nuestra Arquidiócesis cuente con un nuevo sacerdote. Del mismo modo, casi al finalizar el 2017 vivimos el Rito de Admisión de ocho candidatos al diaconado permanente, paso inicial de quienes se forman actualmente en la Escuela de Diáconos Arquidiocesana “San Lorenzo”. Si bien es un gran aliciente estos testimonios de fe y compromiso, necesitamos afrontar el desafío de crear una cultura vocacional, por lo que resulta perentorio continuar “rogando al Dueño de los campos que envíe trabajadores para la cosecha” (Mt 9, 38), y así tengamos más sacerdotes, diáconos, religiosas, religiosos y laicos comprometidos que el pueblo peregrino de las provincias Elqui y Limarí tanto necesita.

Fuente: Comunicaciones La Serena


La Serena, 30/12/2017

 
Galerías Fotográficas