/
/
/
/
/
/
   
Con gran devoción se vive la fiesta de San Sebastián en Yumbel

Más de 700 mil personas habrán llegado a la festividad de san Sebastián, en Yumbel, este fin de semana, según las estimaciones, lo que refleja un fuerte incremento en la religiosidad espiritual y popular, constituyendo un gran patrimonio para el país y esta región.
Sabado 20 de Enero del 2018
  
Tras el término de la Novena, entre el 11 y 19 de enero, en el campo de oración, se celebraron varias misas para acoger a los peregrinos venidos de distintas partes del país.

Monseñor Fernando Chomali, Arzobispo de Concepción, presidió la Misa de las 10:30 horas, este 20 de enero, con asistencia de miles de peregrinos. En su homilía reflexionó respecto al sufrimiento, señalando que “hay sufrimientos en la vida y los católicos no estamos ajenos a esos sufrimientos, y si pregunto, aquí, quién no ha tenido un sufrimiento, nadie levantaría la mano. ¿Qué hace la diferencia entre un creyente y un no creyente? Nosotros sufrimos, pero haciendo el bien.

Es la voluntad de Dios y nunca hacer el mal. Lo nuestro es hacer el bien, responder el bien con respeto y tranquilidad de conciencia; ahí se nota a aquel que cree y que sabe que Dios nos conoce, porque nuestra historia es una historia de amor. El cristianismo es una historia de amor de nosotros con Dios. Tenemos que reconocer que tenemos muchas experiencias del amor y de misericordia de Dios. No seamos, como dice el Papa, católicos con gusto a vinagre, sino que tengamos la certeza que todo lo bueno que nos ha acontecido, viene de Dios”.

Monseñor agregó que “el Evangelio es la conciencia de sentirnos en manos de Dios. No somos un número, no hemos sido creados al azar. Hoy es el día en que mejor testimonio podemos dar, porque cuando estamos en las manos de Dios, lo primero que perdemos es el miedo y nos aventuramos, como lo decía el Papa en Chile, a ser artesanos de la unidad, a ser buscadores incansables de la verdad; nos esforzamos por generar puentes y diálogo en todos los aspectos de la vida. Los invito a vivir con más esperanza, con más alegría y menos temor y mirar al otro como hermano”.

Al concluir la Misa, Monseñor recibió a la prensa, para recalcar que, en Yumbel, “la devoción a san Sebastián no sólo se mantiene, sino que crece. Me impresiona la cantidad de personas que vienen y cómo viven la religiosidad, con mucho sacrificio. Hay personas que vienen de lejos, lo hacen en la noche y acá rezan, es lo que realmente vive la gente y le tienen un cariño notable a san Sebastián y esto se transmite a las nuevas generaciones”.

El Arzobispo manifestó que le llamó la atención que lleguen niños y jóvenes al santuario. “Eso es muy hermoso. Creo que es el patrimonio de Chile, que son las personas con fe y eso se demuestra todos los años. Vienen personas de distintas zonas del país especialmente del campo. Son más de 700 mil personas y no hay ni un vidrio roto, por el contrario hay paz y tranquilidad y como arzobispo me siento orgulloso”.

Informó que el santuario ha tenido una serie de arreglos de
infraestructura, para mayor comodidad de las personas, “sobre todo en una sociedad tan metalizada, donde a los niños se les está entregando tanta información, pero sin un sustento que, en este caso, es Dios, que se manifiesta a través de san Sebastián”, dijo.

Admitió que es probable que la reciente visita del Papa Francisco haya incidido en una mayor presencia en el santuario. “Creo que sí y se harán estudios de la gente que fue a ver al Papa, porque un millón 200 mil personas es un número importante y el rating en televisión fue altos. Además, llama la atención la cantidad de voluntarios que se inscribieron que fue significativa, sobre todo jóvenes”.

Indicó que para participar en la Misa, en Temuco, en Concepción, se inscribieron en parroquias y en el Arzobispado, más de 6 mil personas, que viajaron en 120 buses. “Eso habla del trabajo y la muy buena organización. Hubo también muchas otras personas que se inscribieron por internet y otros que usaron distintos medios.

Monseñor hizo un breve balance de la visita del Papa Francisco. “Para mí, en primer lugar tenemos que tomar muy en serio lo que el Papa dijo en la cárcel de mujeres, en Santiago. Me mocionó el testimonio de una mujer con hijo que por la estructura que hay actualmente, de separarse de los hijos, cosa que ocurre en Concepción, es un drama que los hijos a los dos años se van y eso es terrible. En segundo lugar, yo reconozco la valentía de la mujer que reconoció que hizo daño a la sociedad y valoro esa verdad. El Papa insiste en la reinserción de la esperanza y , de hecho. vamos a llegar, en marzo, y repensar nuestra pastoral carcelaria, creo que es mucho lo que podemos hacer y ver si logramos que estas personas, que son mujeres jóvenes, puedan superar este problema; apoyaremos a Gendarmería en la línea de reinserción”, enfatizó..

Expresó que también “tenemos que repensar nuestra acción con los pueblos originarios, creo que debe ser un diálogo fecundo, realista y verdadero, buscando el bien común, el reconocimiento”.

Sostuvo que otro discurso que vale la pena recalcar con fuerza es lo que dijo en la Universidad Católica, en Santiago, sobre el tema de la verdad.” Es fundamental, porque el Papa insistió mucho en la búsqueda sincera de la verdad. La universidad es el lugar de encuentro, entre los maestros y los alumnos, en la búsqueda de la verdad, como un servicio a la sociedad y como una posibilidad de pensar el desarrollo, en términos mucho más allá que lo económico”, resaltó.

Manifestó que la diócesis de Iquique tendrá que evaluar lo que ocurrió, por su baja convocatoria. "Pienso que sobrestimaron el número de personas. Uno, generalmente, sobreestima las cosas y, además, fue una actividad un poco lejos y caro el costo y, en general, las personas que van a estas actividades son personas sencillas y no con los suficientes recursos. Se ha dicho que durante la visita hubo un millón 200 personas y eso es un gran patrimonio. Yo espero que cuando venga otro líder espiritual pueda reunir una cifra como esa”, sostuvo.

Finalmente, sobre el impacto que ha tenido el mensaje del Papa Francisco, para la Arquidiócesis de Concepción, Monseñor Chomali expresó que “hay varias lecciones, seguir profundizando en la Pastoral Mapuche, seguir dialogando y en Arauco, donde la Iglesia tiene una gran presencia con diversos proyectos. Tenemos que repensar la Pastoral Carcelaria y hacer más trabajo para que las personas puedan reinsertarse y, lo otro, que a mí me pareció muy potente y me emocionó, fue cuando la Hna. Nelly dijo que la pobreza se encarcela y para mí, lamentablemente, es la pura verdad. Yo me siento muy orgulloso que de los 11 colegios que tiene la Iglesia de Concepción, diez se fueron a la gratuidad, porque permitía que las personas más pobres, porque es un gran camino de superación. Y, es más, en la UCSC tenemos una beca a los hijos de los presos, desde hace cinco años, y lo mismo ocurre con los Migrantes. Si cada uno hace pasos para lograr lo que el Papa pide, la reinserción, pienso que vamos a salir adelante. Según estudios, la mayoría de los presos, sus padres han estado también presos y esa lógica hay que romperla”.

Las misas programadas para esta festividad, contaron con gran presencia de fieles, pese al calor, el que obligó a muchos a instalarse bajos los árboles, en la plaza, o en carpas, en la periferia de la ciudad o disfrutar de un rico mote con huesillos, típico producto de esta zona.

A las 17:00 horas, la festividad continuó con la procesión de la imagen, por varias cuadras de la ciudad y retornar al campo de oración, donde se celebró la última misa.

Fuente: Comunicaciones Concepción


Concepción, 20/01/2018

 
Galerías Fotográficas