/
/
/
/
/
/
   
Misa en el día de los jóvenes en el Santuario de La Candelaria
P. Rodrigo Herrera: “El encuentro con Jesús cambia la vida”

Rezar por la juventud fue la intención de la quinta jornada en la fiesta de La Candelaria de Copiapó. El encargado de presidir la celebración fue el Vicario General, P. Rodrigo Herrera, quien mencionó de manera especial a los jóvenes que pasan momentos de dificultad, adicciones o pobreza.
Lunes 29 de Enero del 2018
  
Luego, citando el documento de Aparecida, el sacerdote se dirigió a los jóvenes que han conocido a Jesús, llamándolos a que “ayuden a sus pares a conocer a Jesús, les harán un gran bien, ayúdenles a experimentar la belleza de lo que significa ser cristiano y de y tener a un amigo que nunca falla”.

Del texto del evangelio en que Jesús libera a un hombre de un espíritu impuro, el P. Rodrigo dijo que “el encuentro con Jesús cambia su vida, no solo le libera del espíritu que le causa dolor sino que recibe un mandato de Jesús, dar a conocer a Jesús”. Invitó a los jóvenes a testimoniar que “seguir a Jesús no quita la alegría de la juventud, no opaca la realidad de ser joven, con todo lo que tiene esta hermosa etapa de la vida llena de descubrimientos y experiencias que determinan la vida futura; con Jesús esa alegría llega a ser plena”.

En el ofertorio, jóvenes llevaron al altar, junto al pan y al vino, el documento diocesano en preparación al Sínodo, fruto del trabajo de todo el año pasado; un par de zapatillas como signo de ponerse a caminar; y el kit del peregrino para el encuentro con el Papa. Al final, una joven ofreció un homenaje musical a la Virgen, y luego los jóvenes recibieron una bendición especial.

Constructores de fraternidad

Presidió también la novena el P. Rodrigo Herrera. Después del rezo del rosario y la lectura de un texto del magisterio, el sacerdote habló de la fraternidad. “Cada discípulo de Jesús tiene que ser un constructor de fraternidad”, dijo, y agregó que “la práctica de la fraternidad no solamente acrecienta nuestra comunión con nuestros hermanos sino también con Dios, nos acerca más a Él”. Habló de la valoración del otro, reafirmando que “este camino no es fácil, porque amar solamente al que me cae bien, no es el camino de Jesús, sino amar aquel que me cae mal, o con quien me cuesta convivir”.

Fuente: Comunicaciones Copiapó


Copiapó, 29/01/2018

 
Galerías Fotográficas