/
/
/
/
/
/
   
Gran fiesta se vivió en la Isla de Aucar al inaugurar y bendecir su nueva capilla

Después de años y con el esfuerzo de muchos, la Comunidad de la pequeña Isla de Aucar en Quemchi, Diócesis de Ancud, inauguró y recibió la bendición de su nueva capilla.
Lunes 05 de Febrero del 2018
  
Con un lindo día y una vista preciosa, en la Islita de Aucar, perteneciente a la Parroquia de Quemchi, el pasado domingo 04 de Febrero la comunidad se reunió para recibir la bendición para su nueva capilla, de parte del Obispo diocesano Juan María Agurto y así dar por inaugurado su nuevo Templo. Según indicó don José Vidal, miembro activo de la comunidad, el primer templo construido en este lugar, también conocido como la “isla de las almas navegantes”, fue aproximadamente en el año 1786 con la llegada de la imagen de Nuestra Señora de la Merced, quien es la patrona de la comunidad y cuya imagen sigue conservada tal cual cómo llegó.

Después de una procesión con los pasacalles se realizó una oración en el cementerio, luego se inició la ceremonia de bendición de la capilla, posteriormente la Eucaristía que fue presidida por el Padre Obispo Juan María Agurto, concelebrada por el párroco P. Daniel Mansilla juntamente con los sacerdotes invitados P. Mario Salas de la Orden Mercedaria, y P. Carlos Cárdenas de Quellón. Monseñor Juan María en su homilía expresó sobre este hermoso lugar donde está la nueva capilla “esta capilla tiene la particularidad de estar en este islote, realmente es precioso el entorno del lugar, esto parece lo que se dice en la Biblia, la puerta del cielo, (…) es un lugar con mucho significado donde se junta la belleza natural y también lo que el hombre puede hacer, esta naturaleza nos debe ayudar a pensar en el jardín eterno en el cual Dios quiere hacernos a nosotros pasear, gozar, estar felices junto a otras personas”. A su vez el Párroco P. Daniel Mansilla rogó al buen Dios por todos quienes cooperaron para la construcción “principalmente a los carpinteros, también Jesús fue carpintero, pidamos a Él que les bendiga, y a sus familias y a todos que aportaron en esta importante obra”. Además se recordó y se agradeció al párroco anterior el P. Luis Angulo, por todo el apoyo brindado durante la obra, mientras estuvo de párroco en Quemchi.

El sacerdote P. Mario Salas, quien después de haber por tres años realizado misiones en esta comunidad, junto a otros misioneros, estuvo presente y manifestó “es mucha alegría ver la comunidad contenta con su nueva capilla, nosotros estuvimos tres años en Aucar acompañando la comunidad, con las misiones mercedarias, así que ellos me invitaron a venir y estoy contento de estar acá y también compartir la alegría de la gente de tener la casa de Dios terminada”.

Finalmente, la Sra. Blanca Bahamonde, fiscala de la comunidad, al concluir la misa agradeció a todos los presentes, también a las autoridades municipales, alcalde Don Gustavo Lobos, algunos concejales, y principalmente a las personas que ayudaron en todo este proceso de construcción. Además invitó a todos a un compartir fraterno para celebrar juntos la inauguración del nuevo Templo.

Fuente: Comunicaciones Ancud


Quemchi, 05/02/2018

 
Galerías Fotográficas