/
/
/
/
/
/
   
Padres y apoderados consideran abusiva la decisión del Gobierno

A juicio de los centros de padres de colegios católicos, la entrega de la "píldora del día después" atenta contra el derecho irrenunciable de los padres a educar a sus hijos conforme a sus valores.
Miercoles 06 de Septiembre del 2006
  
La Unión Nacional de Centros de Padres de Colegios Católicos (UNAPAC), que representa a casi un millón de padres y apoderados de establecimientos católicos del país, afirmó que la situación generada con la entrega de la píldora del día después es grave moral y constitucionalmente.

El organismo sostuvo que la decisión del Gobierno "atenta contra el Derecho, prioritario e irrenunciable, de los padres a educar a sus hijos conforme a sus principios, valores y creencias".

UNAPAC consideró "inaceptable que mientras los padres nos esforzamos por entregar una educación sexual para formar hombres y mujeres que vivan, con madurez, la paternidad y maternidad responsable, en el contexto de un matrimonio estable y acogedor de una nueva vida, la autoridad tome la decisión abusiva e inconsulta de entregar una píldora a las niñas para evitar el embarazo por el camino más fácil, menos educativo, menos efectivo y seguramente el de mayor costo social y económico".

Agregan los dirigentes de los centros de padres de colegios católicos que quienes entregan dicha píldora corren el riesgo de ser juzgados por graves violaciones a los derechos humanos.

"El hecho de entregar la píldora del día después a nuestras hijas sin el consentimiento de sus Padres, agrava la situación tanto desde el punto de vista moral como constitucional", concluye la declaración de UNAPAC.

Texto declaración

Fuente: Prensa UNAPAC


Santiago, 06/09/2006