/
/
/
/
/
/
   
Seminario Mayor “Santo Cura de Ars” de La Serena inició año formativo 2018

Con gran espiritualidad, esperan vivir un nuevo período pastoral inspirados por el Congreso Eucarístico Nacional.
Domingo 04 de Marzo del 2018
  
Potentes rayos de sol iluminaban la capilla del Seminario Mayor “Santo Cura de Ars” de La Serena, hasta donde llegaron familiares y amigos de los seminaristas que la tarde de este domingo 4 de marzo iniciaron el año formativo 2018.

Y es que en la Eucaristía presidida por el Arzobispo de La Serena, Mons. René Rebolledo, en compañía del Rector del Seminario, P. Dikson Yáñez, el Vicerrector, P. Juan Rivera, y el integrante del equipo formador, P. Jorge Marín, se dio comienzo a un nuevo período pastoral para quienes, Dios mediante, se convertirán en los futuros sacerdotes de la Arquidiócesis de La Serena.

En la ocasión, el Rector del Seminario manifestó que “los procesos formativos siempre están marcados muy fuertemente por los contextos en los que se viven. Por lo tanto el Congreso Eucarístico que viviremos este año, como también el potente mensaje que el Papa nos dejó, van a ser dos rieles por donde su caminar tiene que ir avanzando y ojalá con mucha profundidad y entrega. El sacerdocio y la Eucaristía fueron instituidos en un mismo acto, por lo tanto van entrañablemente unidos, lo que debe entender muy bien un seminaristas y llevarlo a su vida diaria”.

Por su parte, Juan Montalván, seminarista de segundo año manifestó su alegría al iniciar un nuevo proceso formativo dando las gracias a Dios por las nuevas vocaciones y por las herramientas tan necesarias que el Seminario les entrega en su preparación espiritual y académica.

Destacar, además, que en la oportunidad se dio la bienvenida a los tres nuevos seminaristas que iniciaron su proceso vocacional ingresando al propedéutico. Ellos son Maximiliano Hermosilla de La Serena, Matías Quintana de Ovalle, y Fabián Veliz de Andacollo, quien agradeció al Señor el permitirle “cumplir al llamado que Él me hace junto a mis hermanos de comunidad que ingresamos a esta casa formativa. Dar las gracias, igualmente, a los fieles de mi parroquia, a la comunidad Claretiana, especialmente a quienes sirven en el Santuario andacollino, por brindarme su apoyo y guía espiritual para discernir bien mi vocación y comenzar una vida al servicio de Cristo”.

Fuente: Comunicaciones La Serena


La Serena, 04/03/2018

 
Galerías Fotográficas