/
/
/
/
/
/
   
Con Asamblea Diocesana, Iglesia de Talca comenzó año pastoral

Con mucho ánimo arribaron al Instituto Santa Marta de Curicó, más de 500 agentes pastorales de todas las zonas de la diócesis para vivir un momento fraterno y festivo e iniciar el año pastoral con buen pie.
Lunes 12 de Marzo del 2018
  
La cita se dio en la Asamblea Diocesana 2018, encuentro donde se visualiza a la Iglesia viva en todo su esplendor, el pasado sábado 10 de marzo. Todas aquellas personas que le dan vida a la Iglesia Diocesana de Talca fueron llegando aproximadamente a las 09:00 horas para disfrutar de una gran acogida y la feria de materiales que se dispuso en el patio central del instituto.

El saludo inicial a las zonas, parroquias, religiosos y jóvenes estuvo a cargo del padre Felipe Egaña Baraona, Vicario Pastoral, quien además explicó en qué consistía el programa de la Asamblea y agradeció la participación de todos los que llevan el peso de la misión para vivir en una Iglesia que no se encierra y que sale para contagiar la energía transformadora del Evangelio.

Las hermanas Remedios García y Esperanza Fernández realizaron una hermosa oración para dar inicio oficial al encuentro, donde se encomendó al Señor los próximos retos que tiene la Diócesis de Talca en el Congreso Eucarístico Nacional, el Sínodo de Obispos y el Sínodo Parroquial. Seguidamente se presentó un video resumen del año pastoral 2017, donde se destacaron las actividades más relevantes y se recordó con mucho cariño a aquellas personas que ya no nos acompañan, además de la visita del Papa Francisco a Chile, que sin duda fue un momento inolvidable para todos.

Palabras del Obispo

Nuestro Pastor, monseñor Horacio Valenzuela Abarca, se dirigió a todos los participantes expresando su alegría por verlos reunidos como todos los años en un día que se caracteriza por estar lleno de alabanza “en este encuentro donde está la Iglesia viva, la Iglesia de todos los días”; felicitó a su vez a todas las mujeres por su labor admirable en la Iglesia a propósito del Día Internacional de la Mujer, agradeció a las hermanas del Instituto Santa Marta por la hospitalidad que brindan siempre y al personal del Obispado por el esfuerzo que realizan para que este hermoso encuentro se pueda realizar.

También indicó que si queremos ver una Iglesia más fraterna, acogedora y solidaria, debemos seguir trabajando por estos objetivos. “Seguimos trabajando con la ayuda de nuestro plan pastoral, que es un acompañante para este camino en ese trabajo de ver más como Cristo a nuestra Iglesia. En esta hora de la Iglesia necesitamos especialmente reavivar nuestro impulso misionero, necesitamos mejorar el ánimo y la creatividad”.

Recordó cuál fue el propósito de la visita del Papa Francisco, quien vino a ayudarnos a darle firmeza a nuestra fe y a impulsar la vida de misioneros. “El Papa estuvo entre nosotros porque Jesús le dijo lo siguiente: Simón, mira que satanás ha podido zarandearlos como el trigo pero yo he rogado por ti para que no te falte la fe y tú cuando hayas vuelto confirma a tus hermanos. A eso vino el Papa Francisco, a confirmarnos en la fe”.

En sus palabras, monseñor Valenzuela habló sobre tres momentos por el que todos nosotros pasamos como verdaderos discípulos de Jesús, el abatimiento, la misericordia y la transfiguración. “Esto es lo que nos capacita para anunciar el evangelio. Pero hay que recorrer el camino, hay que hacer los tres pasos, hay que tener conciencia de las tres situaciones. Por eso es importante vivir en comunidad, porque a veces hay personas que pasan por un abatimiento y otros están ya en transfiguración, nos levantamos el ánimo entre nosotros. Por eso es importante lo que vamos haciendo, especialmente en el camino de hacer catequesis o confirmación, para generar comunidades que se apoyen. Comunidades que vayan en distintos puntos del camino”.

Para finalizar, indicó que este año trabajaremos duro con la ayuda fiel del Plan Pastoral Diocesano y los planes pastorales de cada parroquia y de las comunidades, sin pausa y teniendo en cuenta que somos una Iglesia misionera. También mencionó lo que será el Congreso Eucarístico Nacional, que aunque no se ha definido fecha de la semana en que se realizará, invitó a todos los presentes a prepararse a lo largo del año para este tiempo en que todos nos ayudamos para darle a la Eucaristía la importancia que tiene, ya que es la que le da vida a nuestra Iglesia porque Cristo permanece vivo en ella.

Reconocimientos

Luego de que los presentes disfrutaran de un rico café y tradicional pan de huevo que no puede faltar en este encuentro, se reanudó la actividad donde se presentó al personal consagrado que se incorpora en la Diócesis de Talca este año y se les hizo llegar un saludo a aquellos que cumplen este 2018, 25 años de vida religiosa, como lo son el padre Sergio Díaz Cubillos, padre Waldo Agusto Flores, la hermana María Elena Navarro y la hermana Sonia Salas Baltierra.

Además, se hizo entrega de la Cruz de la Diócesis a quienes han realizado un admirable trabajo misionero durante tantos años por sus comunidades y su Iglesia, entre ellos: La Pastoral Carcelaria, encabezada por el hermano Guido Goossens, el hermano Gerardo Van Gugt, el señor Mario Guerrero Millacura, el padre Víctor Gómez párroco de Sagrada Familia y la señora Patricia Mardones Lagos.

Cabe destacar que este fue uno de los momentos más emotivos del día cuando se pudo apreciar el cariño y el agradecimiento que sienten las comunidades por estos homenajeados.

Punto y final

Para culminar esta gran reunión que como todos los años, recarga las energías y hace ver que el trabajo en equipo que se realiza es un punto importante en nuestra Iglesia, se realizó una oración final y algunos avisos importantes de la mano del padre Felipe, quien recordó que las Asambleas Parroquiales se realizarán desde el 19 de marzo hasta el 06 de abril y las Asambleas Zonales serán el sábado 07 de abril.

Fuente: Comunicaciones Talca


Curicó, 12/03/2018

 
Galerías Fotográficas