/
/
/
/
/
/
   
Inicio Año Pastoral 2018: Experiencia espiritual en el X Sínodo de Santiago

Cerca de dos mil personas se reunieron en el colegio Sagrados Corazones de la Alameda, para dar inicio al Año Pastoral 2018, actividad donde se anunció que el trabajo evangelizador de la Arquidiócesis se concentrará en el X Sínodo de Santiago “Jóvenes, fe y vocación”, que culminará en la Fiesta de Pentecostés.
Sabado 17 de Marzo del 2018
  
Este sábado 17 de marzo desde muy temprano, sacerdotes, diáconos, religiosos y religiosas, agentes pastorales, representantes de colegios, universidades y colaboradores con la pastoral de la arquidiócesis, se reunieron para conocer los lineamientos de trabajo y énfasis que acompañarán la vida de la Arquidiócesis durante el presente año.

Al iniciar su exhortación, el Arzobispo de Santiago, cardenal Ricardo Ezzati, analizó la realidad que vive la iglesia y cómo ha afectado a la comunidad pastoral: "Bendita crisis. Sí, lo repito, bendita crisis. Si ella permite acceder a la verdad más profunda sobre Dios y la salvación de los hombres. Si permite profundizar sobre la vocación y misión de la Iglesia, que resplandece para nosotros en Cristo, el único mediador".

Luego añadió: "Desde hace ya varios años, las orientaciones pastorales pretenden ser un instrumento humilde de la conversión del Reino de Dios, acogiendo y viviendo su palabra, viviendo como hermanos en comunidad, en la comunión, en la solidaridad y en la gracia de los sacramentos y haciéndolos servidores humildes y generosos de todos nuestros hermanos, especialmente en aquellos que más necesitan".

Recordando también la trascendencia de la visita del Papa Francisco a nuestro país el pasado mes de enero y en línea con el X Sínodo de Santiago, el arzobispo invitó a todas las comunidades de Santiago a vivir este importante hito para la iglesia: "Somos todos corresponsables de ser Jesucristo presentes en el territorio de nuestra ciudad. Sintiéndonos todos corresponsables, humildemente, de ser testigos de la salvación que Jesucristo ofrece también a nuestros hermanos y a nuestras hermanas y a no rechazar la salvación que ofrece Jesucristo".

"El Sínodo nos quiere estimular a vivir juntos esta experiencia. A partir de ello, los jóvenes se encuentran, la gente se encuentra y podrán encontrar espacios que abren las puertas a Jesús, al anuncio de Jesús y todos juntos, caminar hacia su encuentro, un encuentro de una vida en plenitud. En este momento de la vida de la Iglesia arquidiocesana, la participación activa y responsable de quienes serán padres y madres sinodales en esta verdadera expresión de fe que hemos construido", recordando el llamado que realizó el Papa Francisco a los miles de jóvenes en Maipú, a estar siempre conectados por medio de la oración con Jesús.

Antes de cerrar su presentación, el cardenal Ricardo Ezzati, agradeció la preocupación de toda la comunidad pastoral por su estado de salud, tras ser sometido a un implante de marcapasos en la clínica Gemelli, en Roma, Italia, cuando se encontraba participando en la sesión anual de la Pontificia Comisión para América Latina en la Santa Sede y comenzó a experimentar episodios de taquicardia.

"He podido experimentar cómo la caridad de Cristo, la cercanía, la comunión no solamente de sacerdotes chilenos, sino de Roma, de muchos lugares. De laicos que han estado cerca de mí y por sobre todos, de esta comunidad especial de Santiago", dijo en sus palabras finales el cardenal Ezzati.

Claves pastorales

El Vicario Episcopal para la Pastoral, padre Héctor Gallarlo, fue el encargado exponer las acentuación Pastorales para este 2018, las cuales se sustentan en continuar siendo una Iglesia Misionera y Misericordiosa que anuncia a Jesucristo y su Reino: "Durante el año 2018 nuestro gran foco de atención está en el X Sínodo de Santiago al cual hemos sido convocados. La idea es que nuestro proyecto pastoral sea acompañar y ponernos en "modo" Sínodo, discernir, trabajar para que podamos mejorar nuestra acción pastoral con nuestros hermanos más jóvenes", comentó el vicario. También, el vicario señaló que unidos al caminar de la Iglesia chilena, se animará la experiencia del Congreso nacional eucarístico, que quiere experimentarse como un fruto de la visita del papa Francisco al país.

En su presentación, además dio a conocer los objetivos definidos para trabajar en dicha acentuación pastoral:

1. Participar activamente en la preparación y realización del X Sínodo Arquidiocesano, sus convocatorias y actividades.

2. Acoger los lineamientos emanados desde el X Sínodo sobre los Jóvenes, La Fe y el Discernimiento Vocacional e implementarlos en el trabajo pastoral.

Voces protagonistas

"A mí me pareció muy lúcido que el arzobispo haya puesto el acento en la crisis, porque es un signo de profunda realidad, también es una interpelación. Las crisis permanecen cuando estamos inmóviles, pero cuando el cristiano toma conciencia de que está en crisis, se produce una transformación", Monseñor Cristian Roncagliolo, Obispo Auxiliar de Santiago y Vicario de la Esperanza Joven.

"Nosotros constatamos la vitalidad que nos viene de la presencia de los jóvenes. La Iglesia se rejuvenece también con los jóvenes. Ha sido siempre así y seguirá siendo así y cada tiempo, tiene el desafío de establecer el diálogo de acuerdo a ese tiempo con los jóvenes, y esa en nuestra misión ahora", Monseñor Jorge Concha, Obispo Auxiliar de Santiago y Vicario de la Pastoral Social Caritas.

"La iglesia al igual que Jesús, en el momento que fue más débil, fue donde más se reveló la misericordia y la fuerza de un Dios que fortalece, perdona y hace nueva todas las cosas. Lo mismo pasa con la Iglesia. Entre más frágil es y se une a las llagas de Jesucristo, con mayor fuerza aparece la gracia de Dios", Monseñor Pedro Ossandón, Obispo Auxiliar de Santiago y Vicario de la Zona Sur.

"Es súper importante hacer propias las palabras del cardenal, principalmente porque estamos en este proceso del Sínodo de los jóvenes, donde nos llaman a buscar y proponer soluciones e idas para fortalecer a la pastoral juvenil que muchas veces están en crisis y a partir de ahí, conectarlas y poder entregar soluciones para que lo podamos aplicar a toda la Iglesia de Santiago", María José Rivas, quien representó a los jóvenes ante el Papa en Maipú.

"Creo que era una deuda tremenda que tenía la Iglesia con los jóvenes de construir desde el futuro. Muchas veces nos cuesta avanzar, nos cuesta construir ciertos cambios y la visita del Papa Francisco y el X Sínodo es una gran oportunidad para renovar todo eso", Marcelo Barrales, encargado de redes sociales de la Vicaría de la Esperanza Joven.

Fuente: Comunicaciones Santiago
www.iglesiadesantiago.cl


Santiago, 17/03/2018

 
Galerías Fotográficas