/
/
/
/
/
/
   
Coyhaique
Iglesia y Ejército conmemoran 200 años de la batalla de Maipú

La imagen peregrina de Nuestra Señora del Carmen llegó a la Catedral de Coyhaique en su camino al Templo Votivo de Maipú para hacer un alto en su recorrido y conmemorar la proximidad de esta fecha con un solemne Te Deum, al que asistieron representantes de todas las ramas castrenses y policías de la zona en compañía del Obispo Luis Infanti de la Mora.
Lunes 19 de Marzo del 2018
  
La conmemoración contemplaba una procesión por las calles de Coyhaique que fue suspendida debido al mal clima. Por este motivo, la imagen de la Virgen llegó a la entrada del templo catedral en un vehículo del ejército, donde le esperaban una guardia de honor, autoridades de las fuerzas armadas y el obispo Infanti.
Inmediatamente el coro inició el canto de entrada del Te Deum a cuyo término el obispo indicó que “al son de este himno nos disponemos a honrar a la Virgen del Carmen y a través de ella a todos nosotros”.

La banda del ejército, instalada sobre el atrio de la nave central catedral, interpretó el himno nacional y posteriormente con un toque de clarín se anunció la lectura del evangelio que abordó el relato de la visita de María a su prima Isabel.
“La palabra de Dios —dijo el obispo Infanti— nos llega como lluvia que cae sobre nosotros para hacernos fecundos. Y la Virgen del Carmen es signo de un mensaje que Dios nos regala. Su imagen va recorriendo Chile para llegar a una meta: el Templo Votivo de Maipú. ¡Que bueno que nos visite nosotros como a Isabel! Se trata de un encuentro prolífico, no algo rutinario, que se potencia por la alegría de los niños que llevan en sus vientres”.

“Nosotros exaltamos a la Virgen porque hace 200 años estuvo con el pueblo chileno para ganar una batalla. Y en ese lugar se decidió construir un templo en su honor como un signo que resalta, también hoy, en cada uno de nosotros como templos de Dios. Estamos llamados a ser luz en medio del mundo y ganar las batallas de hoy venciendo la pobreza, la injusticia, la violencia; entre tantas otras. Una patria que busca ser bella y noble necesita a cada uno de nosotros como un templo”, insistió el Obispo.

En la celebración se hizo lectura del “Juramento de O’Higgins” en el que el prócer llama a la Virgen del Carmen “Patrona y Generala de Chile”, y compromete ante ella la construcción del templo de Maipú.

Posteriormente, una familia representante de las fuerza armadas ofreció un ramo de flores a la imagen de la Virgen; la asamblea oró con la lectura de la “Oración de la Virgen del Carmen”, y el Obispo Luis Infanti, tras la interpretación del canto “Ven, Señor de las Altas Montañas”, realizó una bendición de envió para todos los presentes.

Fuente: Comunicaciones Aysén


Coyhaique, 19/03/2018

 
Galerías Fotográficas