/
/
/
/
/
/
   
Familia Mercedaria inició en Lo Vásquez el Jubileo Mercedario

Más de 3.500 personas llegadas de distintos rincones de Chile participaron del inicio de la celebración de los 800 años de la Orden de la Merced, dando gracias a Dios por el legado de Pedro Nolasco.
Miercoles 21 de Marzo del 2018
  
Una fiesta de comienzo a fin se vivió este sábado en el Santuario de Nuestra Señora Purísima de Lo Vásquez en la celebración de inicio de Año Jubilar Mercedario.

Delegaciones de comunidades de mercedarios y mercedarias viajaron toda la noche para vivir esta jornada de alegría y fraternidad. La primera delegación llegó desde Chillán y de ahí se sucedieron los buses desde Victoria, Concepción, Linares, Santiago, Santa María y de varias comunas donde la presencia mercedaria ha dejado una huella profunda de devoción y redención.

Durante la mañana se realizaron diferentes momentos de motivación por el frío matinal contando con el grupo “Fuerza Mercedaria” del Colegio Instituto Victoria, quienes animaron a laicos, religiosas y sacerdotes que ya llenaban el Campus Eucarístico.

Antes del rezo del Santo Rosario, ingresó al Campus la imagen de la Virgen de la Merced, que recorrerá las distintas comunidades mercedarias durante el año, la imagen fue precedida con honores por la banda del Colegio San Pedro Nolasco de Quillota.

Posteriormente se rezo el Santo Rosario, para vivir la eucaristía que fue presidida por el Nuncio Apostólico, monseñor Ivo Scapolo, concelebrada por el obispo de San Felipe, monseñor Cristián Contreras; el obispo de Copiapó, monseñor Celestino Aoz y monseñor Gonzalo Duarte, obispo de Valparaíso. Además, del superior provincial de Chile, fray Ricardo Morales Galindo, el superior provincial de Argentina, fray Ricardo Guzzo y sacerdotes consejeros de la Provincia Mercedaria de Chile.

En su homilía, monseñor Ivo Scapolo señaló que “es significativo que esta celebración se realice en este Santuario Mariano, dedicado a la Purisíma, cuya devoción popular ha sido promovida por un religios mercedario fray José Manuel Troncoso. Estar en este santuario mariano nos ayuda a acoger, una vez más, la invitación que la Virgen María nos dirige para continuar en la historia de la Iglesia y de la humanidad el compromiso de manifestar el amor misericordisoso de Dios”.

Al referirise al aniversario de la Orden de la Merced, el Nuncio prosiguió señalando que “es un momento propicio para renovar el compromiso de dedicar la propia vida, los Dones, las Gracias, los carismas que Dios a dado a cada uno de nosotros”.

“¿Dónde tenemos que poner nuestras fuerzas, nuestras energías? ¿Dónde estan los esclavos hoy en día en Chile?” Se preguntó el Nuncio, son los esclavos del pecado y del maligno, incapaces de tomar una decisión para cambiar vidas, para liberarse de los engaños diabólicos. Son los esclavos de las pasiones del destino, incapaces de liberarse de las situaciones que destruyen su cuerpo y su espíritu, como sus relaciones con los otros. Pensamos en los esclavos de las drogas, un verdadero flagelo, del alcohol, de la incapacidad de dominar los propios instintos, debemos comprometernos a liberar a esas personas. Son los esclavos del error, de la ignorancia, de los prejuicios que crean barreras, de la presunción de saber todo, de ser perfectos, incapaces de ponerse en disposición y de acoger lo que Dios nos ha revelado, sobre todo por medio de su hijo Jesucristo. Hay mucho que hacer. Los colegios de los padres mercedarios sin duda cumplen una gran bendición en este sentido, pero también todos nosotros, fuera del colegio, en la familia, en la vida social, en la parroquia tenemos que trabajar para liberar a los esclavos del error y de la ignorancia".

En sus palabras, el Nuncio Apostólico prosiguió detallando las esclavitudes de hoy, "hay esclavos de la violencia y de la injusticia que han perdido la esperanza de una sociedad más justa, la esperanza de una vida mejor, mas digna, digna de hijos de dios. Son los que están privados de libertad, ahí esta el carisma especial de los mercedarios".

"No podemos olvidar que la esclavitud espiritual y material es una situación en que una persona es incapaz, por sus propias fuerzas, de liberarse, de quebrar las cadenas que le quitan la libertad y le causan tanto dolor y angustia, por eso, todos nosotros tenemos una gran responsabilidad en ayudar a nuestros hermanos a liberarse, a reconquistar la esperanza, a tomar conciencia de su propia dignidad".

Al finalizar la eucaristía, monseñor Ivo Scapolo coronó la imagen de Nuestra Madre de la Merced, la que peregrinará por las comunidades Mercedarias durante este año.

Tarde

Luego de un almuerzo campestre en el Santuario, la tarde tenía preparada diversas presentaciones artísticas de comunidades educativas de Victoria, Curicó y San Felipe.

La presentación del grupo folklórico “Retoños de San Ramón” inundó con su ritmo y baile cada espacio del Campus, sacando a relucir y a disfrutar del baile nacional a laicos, religiosas y sacerdotes.

En tanto, del Colegio Santa Juana de Arco de San Felipe realizó una declamación y un baile en honor a San Pedro Nolasco. Finalmente la Sonora del Tuto, del Colegio Instituto Victoria hizo bailar a todos los asistentes con su ritmo y energía.

Para poner un sello especial a este día la jornada finalizó con la música del cantautor católico Fernando Leiva, quien revivió sus canciones más conocidas, las que fueron coreadas por todos los mercedarios presentes. Fernando Leiva fue poco a poco fue preparando el ambiente para el momento final de este inicio del Año Jubilar, la entrega de la imagen de la Virgen peregrina de la Merced que recorrerá cada una de las comunidades mercedarias, tanto, educativas, parroquiales, hogares de ancianos y de niños.

La comunidad de la parroquia Nuestra Señora de la Merced de San Felipe, en manos del párroco fray Fabián Quiroz, fue la comunidad que recibió la imagen de la Virgen de manos del padre Provincial, fray Ricardo Morales Galindo, quien contó brevemente el sentido de este peregrinar que permitirá vivenciar en cada espacio de presencia Mercedaria, el ser luz de Vida y Misericordia con quienes viven y sufren las esclavitudes del Chile de hoy.

Finalizó el encuentro con el envío para que todos quienes participaron de esta fiesta mercedaria sean luz de Cristo en sus familias y comunidades.

Muestra Pastoral

La alegría y la fraternidad se vivía en cada espacio del Santuario, especialmente en la Muestra Pastoral que se ubicó en la parte de atrás del Campus, donde colegios, parroquias, pastorales, daban a conocer sus hitos, sus acciones y la invitación a seguir vivenciando el carisma mercedario.

La Superiora Provincial de las Hermanas Mercedarias, sor Florisia Vásquez Hernández "ha sido un momento muy bonito, se ha sentido un clima familiar, fraterno donde nos une un mismo carisma, una misma espiritualidad, lo que nos ha permitido dar gracias a Dios por los 800 años de la Orden de la Merced".

Al finalizar el día el padre provincial, fray Ricardo Morales, señaló que esta "ha sido una oportunidad hermosa de reunirnos como familia mercedaria para celebrar el inicio de este Año Jubilar. Ha sido una oportunidad para dar gracias a Dios, ha sido una ocasión privilegiada, para en torno a la eucaristía dar gracias a Dios por todo lo que nos ha dado por medio de su Madre. Lo que hemos vivido nos revitaliza en lo que debemos ser como mercedarios hoy en día y como nos invitaba el Nuncio, a ser sensibles a las nuevas cautividades que se presentan en la sociedad".

Hemos creado la página de Facebook Familia Mercedaria, para compartir todas las actividades de este Año Jubilar Mercedario.

Revisa las fotografías de este encuentro:
-Galería 1
-Galería 2
-Galería 3
-Galería 4

Fuente: Comunicaciones Mercedarios Chile




Casablanca, 21/03/2018

 
Galerías Fotográficas