/
/
/
/
/
/
   
Presbíteros renovaron sus promesas sacerdotales:
Iglesia de Chillán dio inicio al Año Eucarístico en Misa Crismal de Semana Santa

Continuando con el calendario de Semana Santa 2018, una importante celebración, en forma anticipada al Triduo Pascual, se vivió la noche de este Martes Santo en la Catedral. Se trató de la Misa Crismal que reunió a todos los presbíteros de la Diócesis San Bartolomé de Chillán y en donde se recuerda la institución del sacerdocio y se lleva a cabo la bendición de óleos.
Miercoles 28 de Marzo del 2018
  
En la ocasión el obispo Carlos Pellegrin al finalizar la eucaristía, promulgó la celebración del Congreso Eucarístico Nacional (CEN) firmando el decreto correspondiente. “El presente año es particularmente importante para la Iglesia de Chile, pues celebramos, a partir de hoy, un Congreso Eucarístico, cuyo objetivo es generar una revitalización en, no sólo la devoción a la presencia real de Cristo en la Eucaristía, sino también la comprensión del misterio eucarístico. La celebración de la eucaristía, o misa como decimos comúnmente, no está intencionada a encerrarnos en una fe alejada del contexto, sino más bien nos convoca a potenciar el deseo de hacer realidad lo que celebramos en la vida diaria insertos en la sociedad”, detalló el pastor diocesano.

“¿Qué haría Cristo en mi lugar?”, es el lema que acompañará al Año Eucarístico que finalizará el 11 de noviembre, y se traduce en una clara invitación a poner la mirada en Cristo, la apertura y disposición para que Él ilumine nuestras vidas. Corresponde a una frase de san Alberto Hurtado, la misma que ocupó el Papa Francisco en su encuentro con los jóvenes en Maipú en enero pasado.

Haciendo un llamado a la comunión entre los propios sacerdotes, el obispo en medio de aplausos espontáneos, aprovechó de recordar las distintas fechas de ordenaciones sacerdotales, entre las que destacaron las bodas de plata de los presbíteros Francisco Jiménez y Fernando Varas. Éste último se mostró “agradecido del Señor y de la Virgen, porque el ministerio ha sido fructífero dentro de las tres parroquias en las que he estado, permitiéndome ayudar siempre a los más necesitados, a los enfermos y a los adultos mayores”, señaló el actual párroco de Chillán Viejo tras cumplir 25 años de servicio pastoral.

Diversas fueron las comunidades que repletando la Catedral superaron los 500 fieles, las que quisieron acompañar a sus respectivos párrocos, participando de la eucaristía que consideró tres importantes momentos: primero, la renovación de las promesas sacerdotales; luego, la bendición de los óleos que se emplean en la administración del sacramento de unción de los enfermos; y posteriormente, la bendición y consagración del Crisma, que es un aceite que se utiliza en la entrega del sacramento del orden sacerdotal, el bautismo y la confirmación.

La Misa Crismal es una evocación al Jueves Santo, día previo a la muerte de Jesucristo, cuando al celebrar su Última Cena nos deja la Eucaristía y el ministerio del sacerdocio, a través de sus apóstoles. Sin embargo, por tradición, en ésta y otras tantas diócesis del mundo, se adelanta al Martes Santo.

El programa de Semana Santa continuará este Jueves Santo 29 de marzo con la celebración de la Misa de la Cena del Señor que recuerda la Última Cena. Es la conmemoración de la institución de la eucaristía y el mandato del amor fraterno, que se simboliza con el gesto del lavado de pies. La eucaristía será presidida por el obispo a partir de las 19.30 horas en la Catedral.

Fuente: Comunicaciones Chillán


Chillán, 28/03/2018

 
Galerías Fotográficas