/
/
/
/
/
/
   
Misa Crismal en la Catedral de Copiapó
Monseñor Aós: "El sacerdote es servidor de Dios en el servicio a sus hermanos"

Celebración de Miércoles Santo reunió a los sacerdotes, que renovaron sus promesas sacerdotales.
Jueves 29 de Marzo del 2018
  
"El sacerdote y párroco es servidor de Dios entregando su trabajo, su tiempo, su vida, en el servicio a sus hermanos", así lo dijo el Obispo de Copiapó, Monseñor Celestino Aós, al celebrar la Misa Crismal, este Miércoles Santo, en la Catedral de Copiapó.

Hablando a los sacerdotes reunidos en el templo, el Obispo les recordó que "el día de su ordenación sacerdotal asumieron con alegría el compromiso de tratar cada día de unirse más estrechamente al Señor Jesús; ahora van a renovar este compromiso, que no podrá quedar en palabras solemnes, sino que deberá ser vida y servicio diarios en la parroquia".

Renovación de las promesas sacerdotales

En el año en que la Iglesia vivirá el Congreso Eucarístico Nacional, el Obispo invitó a reflexionar sobre su sentido e importancia. "Cada comunión es para transformar nuestra vida; y el viático (que no es una comunión de enfermos más) es para trasformar el acto supremo de la muerte en evento de resurrección en Jesucristo".

Después de la homilía, los sacerdotes renovaron sus promesas sacerdotales, y cada uno recibió un abrazo paternal del obispo. En la procesión de las ofrendas se llevaron al altar los perfumes, el óleo, el santo crisma, una estola, además de una canasta con alimentos no perecibles. Una familia llevó el pan y el vino.

Al final se leyó el decreto de inicio del Congreso Eucarístico y luego la asamblea rezó al oración de este Congreso. Después de la misa las personas compartieron con los sacerdotes en el patio del Obispado de Copiapó.

Fuente: Comunicaciones Copiapó


Copiapó, 29/03/2018

 
Galerías Fotográficas