/
/
/
/
/
/
   
Primera reunión del año del Consejo del Área de Educación CECh

Dos temas fueron los que ocuparon la tabla: el trabajo colaborativo de el Área con las nuevas autoridades del Ministerio de Educación, y el segundo, también preocupación importante de las autoridades educativas, la prevención de abusos dentro de las comunidades educativas.
Miercoles 04 de Abril del 2018
  
Estuvieron presentes en esta primera convocatoria de 2018, el Pbro. Eduardo Silva, rector Universidad Alberto Hurtado, Ricardo Paredes, rector Duoc UC, Jorge Menéndez, rector ENAC, Pedro Lastra, director Pastoral de Educación Superior, José Joaquín Brunner, abogado e investigador en ciencias sociales, Fabiola Zambra, Vicaría de Educación Arzobispado de Santiago, en representación del Vicario de Educación, Pbro. Andrés Moro., Sor Fanny Dobronic, del Instituto Hijas de María Auxiliadora, Guido Crino, de FIDE, Pbro. José María Arnaiz, encargado de educación CONFERRE, Leonardo Jaña, abogado, Rafael Silva, director Área de Educación CECh y Constanza Acuña, secretaria ejecutiva del Área.

El director del área, Rafael Silva, aclaró que “estamos en un plan trienal que termina el 2019, que sustenta como un pilar básico esta idea de trabajar en la prevención de abusos de acuerdo a las Líneas Guías de nuestra Iglesia”.

Agregó que “hemos puesto tres columnas: Una es la acreditación de todos los agentes educativos, de manera que tengan la formación requerida, un conocimiento profundo, una formación de vida sobre esto.
Segundo punto que para nosotros es importante, es esta idea de que en cada comunidad educativa no solo hayan protocolos –que los hay prácticamente en todas- sino que también estén actualizados a los tiempos de hoy, en que todo cambia tan rápido, y que se visibilicen, porque muchas veces los miembros de la comunidad no los conocen.
Y lo tercero, que fue una parte importante de la conversación, es cómo entramos a la cultura más profunda de las comunidades, porque es ahí donde ocurren y a veces se han mantenido situaciones abusivas con nuestros alumnos. Eso tiene que ver con espacios que no son los más ‘formales’ de la educación, como la sala de clases, son actividades fuera de ellas pero amparadas por las comunidades

Nuestro interés es sembrar para el futuro, hay que crear un cambio radical y generar una ‘tolerancia cero’ en las comunidades educativas para que todos nuestros niños y jóvenes estén seguros” recalcó.

Sobre el contacto con las nuevas autoridades Silva informó que “si Dios quiere el mismo día que se inicia la Asamblea Plenaria (lunes 9 de abril) el obispo presidente Monseñor Héctor Vargas, junto con el director del área, vamos a tener una entrevista con el ministro de Educación”.

Agregó que ese va a ser un espacio muy valioso que primero siempre es protocolar, de conocimiento, y después le entregarán un mensaje importante para esta área de la CECh, que es el interés en la colaboración mutua y proactiva de ambas entidades. La educación católica tiene un largo historial de colaboración en la educación chilena, y varias preocupaciones como la autonomía universitaria, la provisión mixta e igualdad de condiciones para la educación, una educación de calidad: integral, inclusiva, que colabora en la equidad y la valoración del sentido religioso de nuestros alumnos y específicamente, de las clases de religión, según corroboraron los miembros del Consejo en la reunión.

Y como tercer punto, plantearán a las nuevas autoridades la necesidad de una mesa permanente de trabajo colaborativo que generó buenas experiencias con gobiernos anteriores. “Eso permite un enriquecimiento mutuo y permanente para el bien de nuestros niños y jóvenes” señaló el director del Área de Educación.

Fuente: Prensa CECh




CECh, 04/04/2018

 
Galerías Fotográficas