/
/
/
/
/
/
   
Solemne inicio 2018 de la Vicaría de Pastoral Juvenil en la catedral de Concepción

Vivir el itinerario espiritual de Jesús y a ser verdaderos testigos en medio del mundo, fue la invitación que nuestro pastor monseñor Fernando Chomali hizo a los jóvenes que masivamente asistieron a la celebración de la Santa Misa, en la catedral, como inicio de las actividades del año de la Vicaría de Pastoral Juvenil.
Viernes 06 de Abril del 2018
  
Concelebraron junto al pastor, el padre Víctor Álvarez, vicario de la Pastoral Juvenil y el padre Benjamín Donoso sj. Asesor de la Pastoral Universitaria. La celebración se enmarcó en el Sínodo de los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional, a desarrollarse en Roma y el Congreso Eucarístico Nacional.

Asistieron a la Misa, parte de los 300 jóvenes que intervinieron en la visita del Papa Francisco a Temuco y jóvenes de Misión País que participaron en las misiones de Laraquete, Madre de la Paz, La Meseta, Huillincó, Cañete, Curanilahue, Cárcel de Arauco, donde se compartió la Buena Noticia de Jesucristo.

En su homilía, Monseñor Chomali reflexionó en el texto de san Lucas que narra un encuentro de los discípulos de Emaús con Jesús. “Debemos tener la capacidad de descubrir a Jesús en medio de la vida cotidiana, que es un lugar donde podemos encontrarnos con Él. El Señor nos dice que la paz esté con nosotros. Nuestra fe es una fe de paz, de trabajo y solidaridad, de obras concretas, pero parte por la paz que no podemos darnos nosotros mismos, sino la paz que nos trae Jesús. Tenemos que preguntarnos si nosotros lo vivimos”, señaló.

Sostuvo que “es bueno estar atónitos en nuestra vida, siempre nos trae una sorpresa y tener un santo temor de Dios de que va a pasar algo que nosotros no comprendemos y necesitamos que alguien nos explique. Lo contrario es no estar atónitos y llenos de temor, que es la soberbia, creer que uno se lo sabe todo y que nada nos va a sorprender”.

Recordó que la conversión es fundamental. “De estar atónitos y llenos de temor, pasar a la alegría, pero no la alegría de la entretención, sino la alegría de encontrarse con la realidad, con las llagas de Jesús, alegría y admiración. Hoy vemos que hay resistencia a creer, porque si realmente creyéramos que en la hostia está Jesús, estaríamos de rodillas delante de Él; si creyéramos que el mandamiento es amar a Dios y al prójimo, estaríamos permanentemente preocupados de los más pobres”, planteó.

Les manifestó a los jóvenes que “ustedes son testigos en medio de un ambiente que ha perdido espesor espiritual y teológico, un ambiente que nos tiene entretenidos, pero no felices. Jesucristo quiere volver a la esencia de la vida que es el resucitado”. Por lo tanto, los llamó a “ser testigos del resucitado y reconocerlo a través de las llagas que siguen en medio de nosotros”.

Refiriéndose al texto de los Hechos de los Apóstoles, afirmó que Dios promete, Dios anuncia y Dios cumple. “Es tarea nuestra reconocer este don como acontece en nuestra vida. Dios quiera que hagamos nuestro este itinerario espiritual de reconocer a Jesús en el mundo sufriente, de pasar del temor a la alegría y sobre todo de convertirnos en testigos. Es buen horizonte para vivir este año”, subrayó.

En el ofertorio, los jóvenes llevaron al altar un “peto” usado por voluntarios en la visita papal, además de dos cruces - como signo del Congreso Eucarístico Nacional -, dos cirios con la luz del Cirio Pascual, el documento con las Indicaciones Sinodales y los dones de Pan y Vino.

Antes de concluir la Santa Misa, cinco representantes de los distintos estamentos juveniles recibieron cruces de madero con motivo del Congreso Eucarístico y el Sínodo de la Juventud (Pastoral de Niños, Pastoral de Educación Superior, Pastoral de Movimientos y Nuevas Comunidades, Pastoral de Colegios y estamento parroquial). Además, representantes de cada unidad pastoral de los 7 decanatos y estamentos recibieron de manos del Arzobispo y del vicario de Pastoral Juvenil, u cirio encendido.

Fuente: Comunicaciones Comunicaciones


Concepción, 06/04/2018

 
Galerías Fotográficas