/
/
/
/
/
/
   
Mons. Fernando Chomali llamó a promover fuentes de trabajo digno

Plena acogida tuvo el mensaje que entregó monseñor Fernando Chomali, Arzobispo de Concepción, en la celebración de la Misa de los Trabajadores, en la catedral, el lunes 30 de abril, en la víspera del Día Internacional del Trabajo.
Martes 01 de Mayo del 2018
  
Asistieron autoridades de Gobierno, encabezadas por el intendente regional, Jorge Ulloa y parlamentarias, comunales y un gran número de dirigentes sindicales y directivos de universidades. Especialmente se contó con la presencia de migrantes y jóvenes con capacidades diferentes, entre ellos los trabajadores de Lavandería Industrial 21, jóvenes con síndrome de Down, quienes fueron aplaudidos con entusiasmo durante la celebración.

En su homilía, Monseñor Chomali destacó que “lo más propio del ser humano es amar y trabajar. Cuando falta el amor y el trabajo en la familia, hay conflicto, desencuentro, nostalgia y poca felicidad. Por lo tanto, las políticas públicas, el empresariado y el gobierno deben estar alineados para que haya fuentes de trabajo”.

Dijo, además, que “por otro lado, la exigencia de cada uno de nosotros es formarnos adecuadamente para realizar bien nuestro trabajo. Es una dimensión importante, porque es ahí donde nos jugamos nuestro futuro, donde tenemos la posibilidad de llevar el pan a la casa y hacer un aporte a la sociedad”.

Hizo un llamado a las autoridades de las universidades, presentes en la celebración, para que vean “con mucha atención a las personas que están formando, porque están llamados a formar personas que quieran servir a la patria y prestar un servicio con la mejor competencia posible”.

Se alegró la mayor presencia de trabajadores. “Observé que, en la Misa, había mucha gente, lo que significa que la Pastoral de los Trabajadores se está fortaleciendo cada vez más y es motivo de alegría para nosotros”.

En su mensaje, el Arzobispo hizo dos llamados. “Uno, de manera indirecta, en el sentido que tenemos que mirar con mucha más atención a las personas con capacidades diferentes, que tienen una gran capacidad de trabajo y lo hemos demostrado en la Lavandería Industrial 21 y anuncié que vamos a iniciar un nuevo proyecto de un invernadero con el mejor nivel tecnológico para que trabajen jóvenes con síndrome de Down y puedan producir, con el don de la tierra. También mencioné a los migrantes, que son un aporte, no son una amenaza; nadie quiere salir de su país, ya que los que han salido es por necesidades muy urgentes y los tenemos que acoger, ayudar”, enfatizó.

Héctor Medina, dirigente sindical de Huachipato, agradeció al arzobispo porque “el apoyo suyo hacia los trabajadores de Huachipato ha sido irrestricto frente a la crisis que vive el acero chileno. Lo hemos visto que está inspirado y nos ayudado mucho. Las palabras de Monseñor en el sistema son claras y precisas, el llamado que hace al empresariado y a los trabajadores es actuar unidos y lo acogemos como un compromiso, trabajador, empresa, gobierno y la Iglesia, ya que somos capaces de sacar adelante este país”.

El intendente regional, Jorge Ulloa, manifestó que “la obligación no sólo de cualquier cristiano, sino de cualquier ser humano, es buscar la plena satisfacción de todos. Una manera es otorgar algo tan elemental como es el trabajo. No sólo como una condición, sino que aquello que nos permite ser felices, la búsqueda de la felicidad y el bien común. Esto nos tiene que unir y, sin ninguna duda, que el trabajo es, en realidad, no cualquier trabajo, sino que en términos generales, nos dé cierta calidad y las condiciones para una jubilación digna, la protección social correspondiente. El llamado del Arzobispo es hacer que con la labor efectuada vayamos persiguiendo el fin último del trabajo al servicio del hombre y no al revés”.

Durante la Misa fueron bendecidas las manos y los instrumentos de trabajo.

Fuente: Comunicaciones Concepción


Concepción, 01/05/2018

 
Galerías Fotográficas