/
/
/
/
/
/
   
Luego que episcopado chileno pusiera sus cargos a disposición del Papa Francisco:
Obispo Pellegrin: “Si alguno de nosotros tenemos que salir por el bien de la Iglesia, lo vamos a hacer”

A pocas horas de haber regresado a Chile, el obispo de la Diócesis San Bartolomé de Chillán, Carlos Pellegrin, compartió la mañana de este sábado sus conclusiones y detalles aclaratorios sobre el actual escenario de la Iglesia en nuestro país, luego del encuentro que esta semana sostuvieron los obispos de la Conferencia Episcopal con el Papa Francisco en Roma.
Sabado 19 de Mayo del 2018
  
Ha sido una experiencia muy fuerte para cada uno de nosotros, una experiencia dolorosa, ya que el Santo Padre nos ha entregado mucha información que no conocíamos en un documento que ahora ya es público, el que fue objeto de nuestra oración y reflexión las primeras 24 horas tras reunirnos con él”, sostuvo.

El obispo Pellegrin es uno de los 34 obispos chilenos que durante las últimas horas puso su cargo pastoral en manos del Sumo Pontífice, quien ahora podrá aceptar esas renuncias a corto, mediano y largo plazo, esto a raíz de los casos de abusos de poder, conciencia y sexual perpetrados al interior de la Iglesia en los últimos años. “Si alguno de nosotros tenemos que salir de esta lista de obispos de Chile por el bien de la Iglesia, lo vamos a hacer. Y si alguno de nosotros, le puede servir al Papa para esta nueva etapa, que cuente también con nosotros”, enfatizó, al aclarar que por ahora todos los obispos siguen a la cabeza de sus respectivas diócesis en sus funciones “guiando y pastoreando”, manifestó añadiendo que “poner el cargo a disposición no es lo mismo que renunciar, tomar la carpeta e irse para la casa. Nosotros le decimos al Papa, si le servimos, aquí estamos”.

Respecto del documento que analizaron los prelados durante los tres días en Roma, el obispo Pellegrin pidió perdón por todas las omisiones y los daños ocasionados a las víctimas. “Hay que reconocer que hubo mucha situación de pecado, de falta y de delitos, porque hubo informes que no llegaron nunca a la Santa Sede, que se quedaron entrampados en algunos archivos en distintas partes de Chile y eso es inaceptable”, subrayó, recordando que “muchos de esos delitos descritos en el informe se realizaron en los años ’70 y ’80, donde muchos de nosotros no éramos obispos, pero la Iglesia es una comunidad, y por tanto, asumimos en espíritu de comunión y de solidaridad este momento”, recalcó.

Es por eso que hizo un especial llamado a toda la comunidad de la Diócesis, para que “si alguien tiene algún tipo de denuncia que hacer, que la haga. Yo los invito… si hay algo contra el obispo, contra los sacerdotes, algún diácono o catequista, que se denuncie, pero que se haga con seriedad, dando la cara y con la firma de esa denuncia”, hizo hincapié con miras a la transparencia.

Finalmente el pastor de Ñuble reconoció el momento histórico y doloroso por el cual atraviesa la Iglesia chilena; sin embargo indicó que “si algunos obispos se van, ésa no será la total solución al problema. Aquí hay que ir a la raíz, y ahí está en asumir actitudes de pastores más cercanos, pero no sólo los obispos, también los párrocos en cómo acogen a sus comunidades”, concluyó.

Fuente: Comunicaciones Chillán


Chillán, 19/05/2018

 
Galerías Fotográficas