/
/
/
/
/
/
   
Coyhaique
Fuego por tres

Niños, jóvenes, adultos y viejos celebraron en tres puntos de la ciudad la llegada del Espíritu Santo al Vicariato Apostólico de Aysén.
Martes 22 de Mayo del 2018
  
En Casa “Belén” los panderos y guitarras se unirían durante toda la noche bajo la guía de la Renovación Carismática. Así, en uno de los momentos programados una hermana presente inició una emotiva y profunda oración de perdón.

Todos, a coro, murmuraban una sencilla melodía con la frase “así es el Señor, que me abraza”, y con los ojos cerrados decían ¡Amén! y alzaban sus brazos alabando al Espíritu.

En el mismo lugar, acompañando el canto, el ritmo y la oración, el obispo vicario de Aysén, Luis Infanti, quien acababa de llegar desde Roma tras el encuentro de toda la conferencia episcopal con el Papa Francisco, pasó a saludar y a participar de un instante fraterno con los presentes.

Minutos antes el mismo padre obispo compartió la oración con 160 jóvenes convocados en el liceo Juan Pablo II, donde los invitó a ser protagonistas de una Iglesia joven y a sumarse al llamado de Francisco a ser “artesanos de paz y unidad”.

Más temprano en la catedral de Coyhaique, adornada con globos rojos y amarillos, niños y niñas de todas las comunidades de la ciudad junto a sus familias y catequistas, presentaron creativamente uno a uno los dones del Espíritu Santo.

Y en toda Patagonia chilena, en diversos horarios y lugares, las comunidades del vicariato se reunieron para recibir el “Fuego de Dios” que los animará en estos días de crisis, cambios profundos y esperanza a ser una Iglesia servidora, profética y en “salida”.

Fuente: Comunicaciones Aysén


Coyhaique, 22/05/2018

 
Galerías Fotográficas