/
/
/
/
/
/
   
Ordenación Sacerdotal en San Marcos de Arica

Dos jóvenes sacerdotes fueron ordenados este sábado 26 de Mayo en la Iglesia Catedral por manos de Mons. Moisés Atisha frente a una multitudinaria presencia de fieles.
Martes 29 de Mayo del 2018
  
Con Gozo y Esperanza en la Diócesis de San Marcos de Arica han sido ordenados dos nuevos Sacerdotes para nuestra Iglesia, los Padres Jesús Apiolaza y Ricardo García. Después de varios años sin Ordenación Presbiteral, Mons. Atisha ordenó dos jóvenes diáconos en medio de las dificultades en que se ve envuelta nuestra Iglesia, dando luz de esperanza de que Cristo no nos deja solos en nuestro peregrinar. Cabe destacar que ésta ha sido la primera ordenación de sacerdote que confiere el Obispo.

La entrada de la Iglesia Catedral se veía radiante, los corazones de los fieles palpitaban de júbilo vistiéndose de fiesta para recibir la procesión de sacerdotes al Altar. Así, con una Catedral concurrida, Mons. Moisés Atisha impuso las manos y ungió a los dos Jóvenes Sacerdotes para comenzar a ejercer el ministerio encomendado, acompañado por el clero Diocesano y religiosos presente en San Marcos de Arica, con una significada delegación de hermanos sacerdotes de los que se ordenaron y el pueblo cristiano que no se quiso restar de tan importante momento para toda la Iglesia.

En su Homilía, el Obispo manifestó que "ser presbítero, supone ser antes un discípulo creyente, lo que implica que, antes de colocarnos delante de la comunidad hacemos experiencia de seguimiento, descubriendo cómo en nosotros vive Cristo, cómo él nos transforma". Culminó sus palabras aludiendo que este acontecimiento ha marcado un hito para la Iglesia Diocesana, "después de varios años agradecemos el don Sacerdotal de dos hermanos. Es tiempo que renovemos nuestro sacerdocio y todos nos dispongamos a ser auténticos discípulos misioneros". Palabras sentidas y dirigidas de forma especial a sus nuevos sacerdotes que han dado alegría a nuestra Iglesia.

No se dejaron de esperar los aplausos y muestras de cariños tras presentar el Obispo a los nuevos Sacerdotes. Alegría que proviene de un pueblo que ha visto crecer y forjarse un corazón de pastor en estos dos jóvenes que le han dicho Sí a Dios para el servicio de su Iglesia. Alegría que compartieron los familiares y amigos de los ordenados en un ambiente que estuvo marcado por la presencia viva del Espíritu Santo que sopla sobre su Iglesia para renovarla siempre, y con el vivo sentido que no estamos solos, a pesar de los tiempos difíciles que estamos viviendo. La Iglesia Catedral se vio repleta de fieles, distintas comunidades, movimientos, parroquias y capillas.

El Padre Jesús Apiolaza manifestó que se ordena sacerdote "porque ha sido iniciativa de Dios que lo ha invitado a servirle con total consagración, y no ha sido motivo de desaliento lo que como iglesia estamos viviendo, pues el Sacerdocio se fundamenta en Cristo y es él el que nos llama; no tengo ningún mérito por ser sacerdote, todo ha sido por Misericordia de Dios"

Dpto. Comunicaciones Obispado Arica


Arica, 29/05/2018

 
Galerías Fotográficas