/
/
/
/
/
/
   
X Sínodo de Santiago entrega proposiciones a Arzobispo de Santiago

Las 48 propuestas son fruto del trabajo realizado entre los días 19 y 21 de mayo en la Gran Asamblea Sinodal que se desarrolló en el colegio Sagrados Corazones de la Alameda y que contó con la participación de cerca de 500 personas.
Jueves 07 de Junio del 2018
  
La cita, que se llevó a cabo en el Arzobispado de Santiago, contó con la presencia de participantes de las cinco comisiones que participaron en la Asamblea Sinodal de Pentecostés, quienes pudieron opinar, reflexionar y analizar lo que fue la jornada llevada a cabo hace sólo semanas.

Todo comenzó con las palabras de Monseñor Pedro Ossandón, Presidente del X Sínodo, quien junto con agradecer a Dios el tiempo sinodal vivido, invitó a los asistentes a ver esta jornada como un sello en sus vidas: "Unánimemente todos quieren seguir participando para que estas proposiciones se conviertan en acciones y en programas concretos, pero por sobre todo, que toquen el corazón de todos los jóvenes de Santiago y para que la Iglesia de Santiago, a través de los jóvenes, podamos anunciar la Buena Noticia. Es una invitación concreta a hacernos cargos de la realidad, de las personas que han sufrido, hay que pedir perdón y ayudarlos a que salgan adelante. Así que el Sínodo es ahora una tarea y estamos todos comprometidos con eso", afirmó.

Tras las palabras de Monseñor Ossandón, vino la presentación de un video de memoria agradecida del X Sínodo, donde se valoró cada uno de los documentos, actas e insumos que se realizaron durante más de un año de trabajo y que se transformaron en un testimonio vivo para la Iglesia y como un sello que se recordará toda la vida.

En esa misma línea, se dio a conocer un cuestionario evaluativo del X Sínodo de Santiago, el cual será enviado al mail de cada uno de los participantes sinodales, el cual contiene preguntas que van desde el desarrollo, el lugar, la puesta en escena, entrega correcta de información, canales de comunicación, entre otros, que debe ser respondida entre los días miércoles 6 y el jueves 14 de junio, y que además, servirá para seguir avanzando en el camino post sinodal.

A lo anterior, Mariela Navia de la Comisión de Ambientación, señaló que "el post sínodo es clave, ya que servirá para concretizar y avalar todo lo que hemos realizado en los días de la asamblea. Sin post sínodo no se entiende el trabajo anterior. Le da como un sello y la importancia que tiene el sínodo para la Iglesia. Nos hacemos cargo de lo que pasa, no solo con los jóvenes de iglesia, sino que con la sociedad entera. En el fondo, es un tremendo testimonio para seguir siendo fiel aun en las condiciones y circunstancias que estamos pasando y poder ser referentes y personas involucradas y afectadas con lo que nos pasa", detalló.

Luego vino la entrega oficial por parte de Monseñor Cristian Roncagliolo, Vicario de la Esperanza Joven, al Arzobispo de Santiago, cardenal Ricardo Ezzati, del documento con las 48 proposiciones que dejó el X Sínodo, las cuales incluyen los datos de aprobación, desaprobación y abstención de cada una de ellas.

"Las propuestas es lo que se ha rezado, lo que se ha trabajado en la Asamblea Sinodal, es fruto del sentir de las personas y evidentemente, es parte del proceso. El Sínodo no ha concluido, hay nuevos desafíos, nuevos caminos que hay seguir construyendo para ser una iglesia que pone a Jesús en el centro", señaló Monseñor Roncagliolo.

El Arzobispo de Santiago, cardenal Ricardo Ezzati, por su parte, valoró la trascendencia que deja el X Sínodo de Santiago para la Iglesia de haber trabajo en comunión: "Somos una comunidad con vocaciones diferentes, pero que juntos, queremos hacer presente a Cristo y eso ninguno de nosotros lo puede hacer solo. El Papa no lo puede hacer solo, los obispos no pueden hacerlo solo, el párroco en la parroquia no puede hacerlo solo, un joven en su movimiento, en su universidad o en el colegio, no lo puede hacer solo. Todas las veces que pretendemos hacerlo solos, en lugar de presentar la imagen de Cristo, nos presentamos nosotros mismos", reforzando que el X Sínodo ha estado desde siempre en la Iglesia y que se refleja en los católicos por medio del Bautismo.

Luego, el pastor añadió: "Estoy convencido que más allá de los resultados de la propuestas, que son importantes, el Sínodo ha sido la experiencia de comprender y de experimentar más profundamente, incluso plásticamente, ser iglesia en el mundo de hoy. Si el Sínodo nos ha ayudado a dar un paso en esa experiencia, debemos dar gracias a Dios (...) El hecho de que este X Sínodo haya coincidido con un momento doloroso, nos viene a enseñar justamente, que el sínodo no nos tiene que apartar de la realidad", invitando a seguir trabajando en este post sínodo de manera conjunta y siempre poniendo a Cristo en el centro.

Antes de finalizar, los asistentes pudieron entregar sus conclusiones sobre el X Sínodo de Santiago, de manera abierta y espontánea, donde se puso a la luz los aciertos y falencias que dejó esta gran jornada sinodal.

Fuente: Comunicaciones Santiago
www.iglesiadesantiago.cl


Santiago, 07/06/2018

 
Galerías Fotográficas