/
/
/
/
/
/
   
Primer Aniversario Sacerdotal celebró el Padre Walther González de Osorno

Con una alegre y concurrida misa, el Movimiento Cursillo de Cristiandad celebró a San Pablo, su santo patrono y festejó el primer aniversario sacerdotal de su asesor diocesano, padre Walther González Igor, el pasado 29 de junio.
Lunes 02 de Julio del 2018
  
En la celebración, que se realizó en la capilla San Pedro y San Pablo, perteneciente a la parroquia Jesús Obrero, se destacó el trabajo incansable de ambos santos en la construcción de la Iglesia Universal, y también se pidió su intercesión por el presbítero diocesano que presta su servicio como vicario en dicha sede parroquial.

En la oportunidad, el coordinador de la comunidad agradeció la presencia de cada persona y elevó su plegaria a Dios por el padre Walther, para lo guíe y lo mantenga fiel en su servicio y que María, Madre de Jesús, permanezca siempre cercana y rogando por él, como lo hizo con Jesús.

Por su parte, el padre González Igor, dio las gracias a la asamblea por el cariño expresado y dijo que “ha sido un año intenso. Hice un momento de oración antes de venir y ha sido un periodo con muchas cosas, y bueno, con cada personas que está aquí se ha tejido una historia, de una u otra manera”.
“Me puse a recordar que estaba haciendo hace un año, y al llegar a la Catedral San Mateo, temblaba mientras avanzaba la santa misa, y hay un momento que es impresionante. Cuando monseñor Juan Barros, me presentó a la asamblea y dijo `querida Diócesis de Osorno, aquí está el padre Walther, para amar, para orar, para servir y para sufrir por el pueblo de Dios, en honor a Jesucristo, el Señor`”.

“Siempre me impresionó eso. Ha sido un año un poco complejo e intenso, pero nunca fue sufrido. Solo tengo palabras de agradecimiento para cada uno de ustedes, por su fidelidad a la Iglesia, por su paciencia y su testimonio de fe, y sobre todo, por sus oraciones”.

Vocación del Padre Walther

Sus primeras inquietudes por la vida consagrada, se iniciaron en su adolescencia, pero solo después de trabajar, estudiar y pololear como cualquier joven, se acercó al obispo René Rebolledo y al padre Julio Soto, para que le orientaran en lo espiritual. “Ellos fueron muy importantes para mí en ese momento de mi proceso”.

El sacerdote diocesano, nacido el 27 de septiembre de 1981 en Osorno, ingresó al seminario mayor San Fidel de Villarica, en marzo del 2008, donde estudió los primeros 3 años filosofía. En el 2011, fue enviado por monseñor Rebolledo, a estudiar en el Instituto Teológico Pastoral de América Latina (ITEPAL) en Bogotá, Colombia. En este establecimiento profundizó sus conocimientos en Pastoral Juvenil y se especializó en Pastoral Vocacional.

Entre el 2012 y 2015, nuevamente ingresó al seminario de Villarrica para finalizar sus últimos 4 años de estudio, en Teología. Fue ordenado diácono en tránsito el 28 de octubre del 2016 y el 29 de junio de 2017, recibió la ordenación sacerdotal.

“Mi trabajo ha estado dirigido hacia la pastoral vocacional y la juvenil. Trabajé 4 años junto a la comunidad de la parroquia San José de Francke, y desde el 10 de septiembre del 2017, soy vicario de la parroquia Jesús Obrero”, dijo el padre.
Actualmente, su servicio sacerdotal lo desarrolla en diversas áreas pastorales de nuestra Diócesis: es asesor de la pastoral juvenil, de movimiento Cursillo y encargado de la pastoral vocacional y la Escuela de Líderes Católicos. También es el encargado diocesano de liturgia y colabora estrechamente en la escuela de Agentes Evangelizadores, además de asumir como secretario de la comisión diocesana de pastoral.

Fuente: Comunicaciones Osorno


Osorno, 02/07/2018

 
Galerías Fotográficas