/
/
/
/
/
/
   
Emotiva misa de bienvenida a Mons. Galo Fernández Villaseca

Centenares de feligreses recibieron este sábado 07 de julio, al nuevo Administrador Apostólico de la Diócesis de Talca, con mucho entusiasmo y esperanza en la catedral de la ciudad.
Lunes 09 de Julio del 2018
  
Acompañado por todos los sacerdotes, diáconos y ministros de la diócesis, monseñor Galo Fernández Villaseca hizo su entrada al templo a las 16:00 horas, donde todos los fieles lo recibieron con una hermosa y sentida ovación; a donde sea que se mirara podían observarse las caras de alegría, algunas con lágrimas y otras con mucha ilusión de este nuevo camino lleno de esperanzas para la Iglesia de Talca.

Antes de iniciarse la celebración, el padre Carlos Letelier Reyes, Secretario Canciller y Notario de la Diócesis de Talca, leyó el decreto donde se anuncia por mandato del Papa Francisco el nombramiento de monseñor Galo Fernández Villaseca como nuevo Administrador Apostólico de la Diócesis de Talca, para luego dar paso a las lecturas del día y a las palabras de Mons. Fernández.

En su homilía el Administrador Apostólico, envió un saludo a todas las personas que de una u otra forma son parte de la diócesis, que dan su vida al servicio de la Iglesia y que defienden y comparten su fe con sus hermanos, a su vez agradeció a todos los que pudieron asistir y que tienen a Jesús como centro de sus vidas, como el buen pastor que guía su fe en todo momento.

Habló también sobre la actual situación de la Iglesia Chilena y todas las consecuencias que ha traído el no saber escuchar a las víctimas, considerando que aún es tiempo para trabajar por un mejor futuro.

“Por ello sea bienvenida la invitación del Papa Francisco, a remecernos, a vivir un tiempo de conversión para reparar el mal causado, restablecer la confianza y así renovar el vigor misionero, el camino del servicio al mundo que es nuestra más profunda vocación. Asumo este encargo con profunda humildad, no me considero el más preparado para esta misión, por el contrario tengo plena conciencia de mis propias limitaciones, por ello solo puedo presentarme como vasija de barro y pedir la colaboración y la oración de todos ustedes”.

Monseñor Fernández expresó de igual forma el cariño inmenso que tiene por la Diócesis de Talca recordando a todos aquellos que entregaron su vida al servicio de esta Iglesia y realizaron una labor increíble, entre ellos Mons. Manuel Larraín, Mons. Carlos González, el Huaso Correa, el padre José Cappel, entre otros.

Finalizando sus palabras, invitó a todos a trabajar juntos para que el nombre de Jesús sea conocido, pidiendo que le tengan paciencia en este largo camino que empieza a recorrer y agradeció a monseñor Horacio Valenzuela por tantos años de servicio y su disponibilidad de dar un paso al lado para el bien de la comunidad eclesial.

Una vez culminada la Eucaristía, representantes de las 5 zonas de la diócesis dirigieron unas palabras de bienvenida al Administrador Apostólico, que sin duda agradeció tantas muestras de cariño en esta celebración. Luego se disfrutó de un compartir a las afueras de la catedral donde todos los feligreses pudieron acercarse a Mons. Fernández para hablar con él y tomarse fotos.

De igual manera, pudo conversar con medios de comunicación presentes y movimientos pastorales como la Juventud Católica (JUC) y la Vicaría de Pastoral Juvenil (VPJ).

Los feligreses
“Se muestra un cambio, un granito de esperanza, nos vamos con el corazón llenito”, así lo expresó Edith Barrios Loyola, integrante de la Corporación Carlos González Cruchaga del Instituto Andrés Bello, quien además envió muchas bendiciones y los mejores deseos a monseñor Fernández en su gestión.

César Castro, perteneciente a la parroquia Sagrada Familia de Talca y quién compartió con el nuevo Administrador Apostólico en la Jornada Mundial de Jóvenes del 2011 en España, aseveró que “la celebración fue una linda muestra de la familia diocesana que somos, aquí hay personas de muchas comunidades, de muchas parroquias que queremos mostrar y juntarnos como familia para poder decir bienvenido y poder reencontrarnos, para así revitalizar la Iglesia de Talca”.

“Me gusta la idea de una Iglesia unida, de una Iglesia que no discrimina, de una Iglesia sin rencores, entonces sería maravilloso que a través del padre Galo también pudiéramos hacerle llegar a Mons. Horacio Valenzuela un mensaje de agradecimiento (…) La idea es una Iglesia que trabaje unida”, así lo indicó Sagrario Navarro de la parroquia Nuestra Señora de Fátima.

Fuente: Comunicaciones Talca


Talca, 09/07/2018

 
Galerías Fotográficas