/
/
/
/
/
/
   
Primera visita familiar en la Fazenda de la Esperanza de Chiloé

El pasado 08 de Julio, se realizó la primera visita de la familia hacía uno de los jóvenes que está viviendo en la comunidad terapéutica para su rehabilitación en la localidad de Mechaico, Diócesis de Ancud.
Miercoles 11 de Julio del 2018
  
Según el reglamento interno de la Fazenda de la Esperanza, solamente después de tres meses después de su ingreso, los jóvenes pueden recibir la visita de miembros de su familia. Fue así que el pasado 08 de Julio el joven Alan se reencontró con sus padres, abuelos y su pequeña hija, en un ambiente de alegría y fraternidad, según sus palabras “para mí la primera visita fue muy especial, porque vino gente que yo no pensaba que venía, entonces cuando los pude ver en esta mañana fue muy grata sorpresa y sentí también que era una recompensa por el esfuerzo que significa estar 3 meses sin ellos; en definitiva fue un día muy lindo, porque pude reencontrarme con mi familia y tener tiempo de calidad con ellos, algo que no experimentaba hacía mucho tiempo, e ir recuperando el vínculo con ellos, así que veo que Dios recompensa el esfuerzo por seguir firme caminando en esta nueva vida y veo que va recompensándome también en lo que va haciendo con mi familia afuera, porque todo va mejorando, veo que está mejor de lo que estaba cuando yo entré aquí y que ellos se sienten bien, espiritualmente, anímicamente solo por el hecho de que yo estoy aquí”.

El nuevo coordinador Marcio Orth, brasileño, y que llegó a reemplazar Wellington Luiz, expresó que “hay que saber que la visita se realiza después de tres meses porque el joven necesita este tiempo para encontrarse consigo mismo, también tiene que pasar por este periodo de desapego, y así empezar a valorar todo lo que hacía su familia por él allá afuera”. Luego explicó que el día de la visita en si “es muy especial, el reencuentro, tantas cosas para hablar, se ven las sonrisas en los rostros, que ya reflejan un cambio aunque inicial pero muy significativo, es verdaderamente muy lindo esta primera visita”.

El Padre Obispo Juan María Agurto, quien presidió la misa al final de la actividad, manifestó “fue un día muy especial porque ha sido la primera visita de familiares de hermanos que están en el proceso de sanación, desde ahora, todos los meses habrá un encuentro con familiares, y es un encuentro muy importante para todos en el camino de la recuperación.” También informó que desde que ha empezado a funcionar esta casa ya son diez los hermanos que han ingreso para su caminar hacía la rehabilitación.

Fuente: Comunicaciones Ancud


Ancud, 11/07/2018

 
Galerías Fotográficas