/
/
/
/
/
/
   
Colaboración de la Iglesia con labor investigativa de la Fiscalía

La abogada Ana María Celis, quien coordina con el Ministerio Público desde la Conferencia Episcopal de Chile, explica todo lo que puede aportar la Iglesia a la justicia del Estado sin afectar la confidencialidad de las víctimas y denunciantes.
Domingo 22 de Julio del 2018
  
La doctora en Derecho Canónico Ana María Celis, integrante del equipo jurídico asesor y del consejo nacional de prevención de abusos, ambos organismos de la Conferencia Episcopal de Chile. Actualmente es quien coordina la relación de la Iglesia Católica con el Ministerio Público para facilitar la entrega de información con la finalidad de esclarecer delitos sexuales contra menores de edad y evitar su ocurrencia.

Explica Celis que "si la persona recurre a la Iglesia y al mismo tiempo a Fiscalía, se da curso a ambas investigaciones. Pero si la persona manifiesta en la investigación canónica que requiere total confidencialidad, no corresponde a la Iglesia transgredir la intimidad de quien ya fue vulnerado. Sí debe informársele que es su derecho acudir a fiscalía e incluso instar a hacerlo, debiendo dejarse constancia en el expediente canónico. En adelante se le pedirá que concurra directamente al fiscal preferente que el Ministerio Público haya dispuesto".

Agrega que "si se recibe un requerimiento por parte de Fiscalía, se espera que se señale no solo el número de la causa, sino a lo menos el imputado y las materias que se requieren. De hecho, monseñor Scicluna nos contó de su reunión con miembros de la Fiscalía y nos explicó cómo entendía que debían seguirse los procedimientos para esta colaboración".

Qué informar a la Fiscalía

"Si así fuere, no veo dificultad en que se señale quién es el clérigo denunciado; años y lugar de ocurrencia de los hechos; señalar solo genéricamente a las víctimas; si los hechos corresponden a una o más personas, etc. También, si consta, puede indicarse si los denunciantes y/o víctimas han hecho denuncia en la Fiscalía o tienen intención de hacerlo o, por el contrario, han manifestado su interés en que no se conozca su identidad; así como indicar la existencia de la investigación previa (inicio y término de la misma) y si se decretaron o no medidas cautelares; indicar si en el caso se inició o no un proceso - y, en su caso, si este es administrativo o judicial-. Además, se puede señalar si el denunciado solicitó la pérdida del estado clerical y si la obtuvo; así como también si se archivó, absolvió o condenó al clérigo denunciado, señalando en el último caso la sanción establecida y, por supuesto, el estado actual de la causa", señala la abogada.

Explica que todo ello no vulnera la confidencialidad solicitada por la víctima y, al mismo tiempo, permite que la Fiscalía tome conocimiento de los hechos que no han sido denunciados en esa sede.

Ver entrevista completa en El Mercurio

Fuente: El Mercurio - Prensa CECh


CECh, 22/07/2018

 
Galerías Fotográficas