/
/
/
/
/
/
   
Caritas Rancagua entregó ayuda a estudiantes de la diócesis

Esta ayuda económica favoreció a alrededor de 60 alumnos de 32 parroquias distintas de la diócesis.
Viernes 27 de Julio del 2018
  
Fundación Caritas y Acción Social de Rancagua hizo entrega, este jueves 26 de julio, de una ayuda económica a alumnos de enseñanza superior pertenecientes a la comunidad diocesana. La ceremonia contó con la presencia del Administrador Apostólico de la Diócesis de Rancagua, monseñor Fernando Ramos Pérez, parte del directorio de la Fundación, sacerdotes y los beneficiarios junto a sus familiares.

Este beneficio, que se entrega una vez al año, se hace posible gracias a la campaña de Cuaresma de Fraternidad y de la iniciativa del Té Solidario, que se realiza a nivel diocesano. Los aportes que se obtienen son destinados a un fondo solidario.

El Té Solidario es promovido en el Mes de la Solidaridad, como una forma de practicar la caridad cristiana. Estos aportes representan el buen accionar que hace cada familia de manera voluntaria, cuando se reúne en torno a la mesa a compartir a algo tan humilde como lo es el té, y así el fruto de la privación de comer algo más ostentoso lo entregan a la Iglesia.

Este año en razón del Congreso Eucarístico, se motivó a los jóvenes presentes a reflexionar respecto a la pregunta “¿Qué haría Cristo en mí lugar?”; y también se les instó a adherirse activamente a esta acción de caridad cristiana, con el fin de trabajar y poner en práctica la cultura de la solidaridad.

El Pbro. Bernabé Silva Durán, presidente de la Fundación nos cuenta que “queremos gestar una corriente de solidaridad en nuestra Iglesia diocesana, especialmente para nuestros hermanos que sufren y que tienen necesidad. En el caso de los estudiantes, vemos en el rostro de ellos el rostro de Cristo, por lo mismo les entregamos este aporte en nombre de toda la comunidad, porque éste es una acción de las familias, de las comunidades parroquiales que reúnen en el Té Solidario. Este es un fondo que va en bien de nuestros estudiantes, para que puedan apoyarse y salir adelante en sus estudios”.

Karina Rojas, beneficiaria, perteneciente a la parroquia Natividad de María de Lolol, manifiesta que “para mi significa mucho, porque es un gran apoyo económico porque mis papás no tienen un ingreso económico alto y hay veces que no se hace suficiente; y esto nos ayuda como familia y a mí en el día a día en pequeñas cosas que pueda necesitar dentro de mi ciclo como estudiante”.

Por su parte, Alberto Valenzuela, padre de una beneficiaria, contó que “a nosotros como familia este beneficio nos ayuda bastante. Nuestra hija estudia en otra ciudad, por eso, ella viaja a Curicó constantemente, y con esto podremos cubrir pasajes y gastos que se nos presenten”.

Esta ayuda, correspondiente al año 2018, favoreció a alrededor de 60 alumnos de 32 parroquias distintas de la diócesis.

Fuente: Comunicaciones Rancagua


Rancagua, 27/07/2018

 
Galerías Fotográficas