/
/
/
/
/
/
   
Universidad Católica expresa dolor y vergüenza, y pide perdón por los abusos en la Iglesia

Rector de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Ignacio Sánchez, informó que se elaborará un estudio y reflexión académica para "aportar al país nuevas luces para entender lo que ha ocurrido y para que estos hechos no se vuelvan a repetir en Chile"
Domingo 19 de Agosto del 2018
  
De manera "oficial, directa y específica", el rector de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Ignacio Sánchez, en una carta al director de El Mercurio publicada este domingo 19 de agosto, expresó que "en la UC sentimos dolor y vergüenza por lo que ha ocurrido al interior de nuestra iglesia. Lo que suponíamos hechos muy puntuales -que son de carácter delictual y repudiables aunque fuera solo uno-, se ha demostrado que han sido más frecuentes de lo que hubiéramos imaginado. Y por esto mismo -y al ser nuestra comunidad parte de la iglesia-, desde la universidad debemos pedir público perdón por lo realizado por este grupo de sacerdotes".

En el documento, ell rector afirma que "debido a que no supimos escuchar con atención y poner a las víctimas en el centro, es que hoy tenemos que pedir perdón por nuestras faltas y omisiones". Asimismo, Sánchez invita a recoger el llamado del papa Francisco a "rechazar la cultura del abuso tanto de poder como la lacra de los abusos sexuales a menores. Un delito que debe ser castigado duramente, entregando toda la información y antecedentes a nuestros tribunales de justicia".

Sostiene el rector que la Conferencia Episcopal de Chile, en su declaración del 3 de agosto, "avanza de manera significativa al reconocer que los obispos han faltado al deber de escuchar, creer y acompañar a las víctimas de abusos sexuales y de poder. Este es un paso muy importante, que Francisco ha reconocido. También hay un importante avance al expresar su colaboración con el Ministerio Público y al aprobar nuevas atribuciones y competencias del Consejo Nacional de Prevención de Abusos y de Acompañamiento de Víctimas, ahora bajo la presidencia de la destacada profesora de Derecho UC, Ana María Celis. Así también, los obispos se comprometieron a favorecer el encuentro con las víctimas, a avanzar en prevención y educación en estas temáticas y a desarrollar protocolos que promocionen las relaciones basadas en el respeto. Aquí, hay que seguir el ejemplo de la mayoría de los sacerdotes y religiosas que viven la fe de Cristo con convicción. Todo esto es muy promisorio y una esperanza para la iglesia", afirma Ignacio Sánchez.

Añade que al interior de la UC, "específicamente en el Honorable Consejo Superior, hemos analizado esta dura situación. En la actualidad, en conjunto con decanos de diferentes disciplinas, estamos trabajando para reflexionar respecto de las causas y los aspectos culturales que han favorecido estos abusos en nuestra sociedad. Es necesario entender las estructuras de poder, el clasismo de nuestra sociedad, las relaciones desiguales y otros factores que pueden favorecer estos deplorables hechos".

Explica el rector Sánchez que a través de un estudio y reflexión académica -en un proyecto de al menos dos años de duración- "queremos aportar al país nuevas luces para entender lo que ha ocurrido y para que estos hechos no se vuelvan a repetir en Chile".

Concluye manifestando que la invitación queda abierta a todas las universidades católicas del país, para avanzar en conjunto: "Con dolor, vergüenza y solicitando el perdón de tantas víctimas, la UC quiere mirar hacia adelante y trabajar por un futuro mejor para nuestra iglesia y para el país".

-
Ver texto completo de la Carta

Fuente: El Mercurio - Prensa CECh


Santiago, 19/08/2018

 
Galerías Fotográficas