/
/
/
/
/
/
   
En el mes de la solidaridad
Reflexionan sobre la invisibilidad de la pobreza y sus soluciones

La actividad se efectuó el 21 de agosto en el salón del Concejo Municipal de San Fernando.
Miercoles 22 de Agosto del 2018
  
En el contexto de la celebración del Mes de la solidaridad, la Comisión Justicia y Paz de la ciudad de San Fernando, de la Diócesis de la Santa Cruz de Rancagua, en conjunto con la Fundación Caritas y Acción Social diocesana realizaron un foro cuyo tema fue “Cómo Visibilizar la Pobreza en la Búsqueda de Soluciones”. La actividad convocó a cerca de 50 personas y se realizó en el Salón del Concejo Municipal de la ciudad de San Fernando, este 21 de agosto.

El foro contó con la participación de tres panelistas: Mónica Toro, Seremi de Desarrollo Social; Fernanda Azócar, de la Fundación para la Superación de la Pobreza; y Ana Flores, quien dio su testimonio. Además, el administrador apostólico de la Diócesis de Rancagua, monseñor Fernando Ramos presentó una conclusión del tema.
En el contexto de su presentación, Fernanda Azocar Rodríguez, socióloga, señaló que “la Región de O’Higgins tiene una diversidad de realidades, por ende, la pobreza se manifiesta de formas distintas según la comuna. Nosotros como fundación hoy día estamos mirando el territorio secano costero, todo lo que es Colchagua y Cardenal Caro, porque vemos ahí que hay una situación de vulnerabilidad territorial y social importante, ya que es un territorio que es constantemente afectados por desastres, más propensos a los terremotos, tsunamis y además a los mega incendios forestales”.

Destacó que los adultos mayores que viven en esos sectores son unos de los más vulnerables y que ellos han tomado el foco del trabajo en la comunidad para poder ayudarlos a superar la situación de pobreza.

Así, exponer sobre las formas de abordar esta situación y dar un rostro a quién sufre fue uno de los objetivos de este foro, que se hace desde hace años en la Diócesis de Rancagua para promover la reflexión sobre temas de justicia social.

Por su parte, el administrador apostólico de Rancagua, monseñor Fernando Ramos Pérez destacó esta instancia, pues ayuda a tomar cursos de acción y salir al encuentro de los más vulnerables. “A veces no tenemos todas las herramientas o todos los instrumentos para poder ayudar eficazmente en una situación, pero sin embargo, podemos activar redes, podemos poner voluntariados, podemos también con nuestra cercanía o simplemente del punto de vista afectivo hacernos presentes y cooperar para la gente que está viviendo alguna necesidad, sufrimiento o dificultad seria, pueda enfrentarlo de mejor forma”, precisó.

Fuente: Comunicaciones Rancagua


Rancagua, 22/08/2018

 
Galerías Fotográficas