/
/
/
/
/
/
   
Presentan Consejo Arquidiocesano para la Prevención de Abusos y Acompañamiento de Víctimas

La instancia está conformada por 11 personas, en su mayoría laicos, y funcionará en tres estamentos: Prevención de abusos, recepción de denuncias y acompañamiento de víctimas.
Viernes 31 de Agosto del 2018
  
El Arzobispo de Concepción, Fernando Chomali, presentó al Consejo Arquidiocesano para la Prevención de Abusos y Acompañamiento de Víctimas, en el contexto de las últimas decisiones y compromisos de la Iglesia en Chile, tras la Asamblea Extraordinaria de Obispos, efectuada el 3 de agosto de este año, en Punta de Tralca, que abordó la problemática de los abusos y en sintonía con el llamado del Papa Francisco, en esta materia.

Mediante un decreto con fecha 31 de agosto, se dispuso que la Comisión Arquidiocesana para la Prevención de Abusos, que funcionaba desde 2015, en Concepción, se ampliara y transformara en el Consejo Arquidiocesano para la Prevención de Abusos y Acompañamiento de Víctimas, con 11 integrantes, en su mayoría laicos. La instancia cuenta con tres estamentos con las funciones específicas de recepción de denuncias, prevención de abusos y acompañamiento de víctimas.

En el estamento de prevención de abusos, se nombró coordinadora a María Soledad Grandón Salas, orientadora educacional. En tanto, en la recepción de denuncias se nombró a Edith Márquez Rivas y a María Cristina Benavente Echeverría. La Oficina de Recepción de Denuncias, tendrá como domicilio calle Cochrane 538, Concepción. Próximamente, deberán estructurarse separadamente los tres estamentos.

El presbítero Roberto Valderrama Bastidas, secretario canciller del Arzobispado, explicó que “la Iglesia ha mantenido siempre la confiabilidad de estos casos. Tener un lugar aparte y que sean personas preparadas, ayuda a esto. Contar su historia, una situación de vida, que es dolorosa, y revivirla después de algunos años, no es fácil”. (Cuña audio)
María Soledad Grandón, actual orientadora del Colegio Instituto de Humanidades de Concepción y con vasta experiencia en otros establecimientos educacionales, nombrada coordinadora del estamento de la prevención, visualiza que esta instancia tiene la gran proyección de sanar, que requieren especialmente los niños y jóvenes.

Precisó que el drama de los abusos es de una “envergadura tremenda compleja y dolorosa, del cual no podemos estar ajenos y el llamado que ha hecho el Obispo está en plena concordancia y en una línea de acción que es la esperable. Los ambientes sanos y seguros que debemos generar en todas las comunidades son un compromiso no sólo de nuestros sacerdotes, sino que de todos los laicos. Es la única forma de iniciar una acción reparadora, sanadora, pero especialmente con una perspectiva que esto no puede seguir ocurriendo”.

El Pbro. Valderrama, integrante del Consejo, informó, además, que el cambio de domicilio de la Oficina de Recepción de Denuncia, que funcionó en dependencias del Arzobispado, fue una medida necesaria y que también se recibirá información a través de correo electrónico y/o celular o acudiendo personalmente. Recalcó que, en todos los casos, se mantendrá el principio de absoluta confiabilidad.

Fuente: Comunicaciones Concepción


Concepción, 31/08/2018

 
Galerías Fotográficas