/
/
/
/
/
/
   
En Te Deum Ecuménico de Osorno
Obispo Jorge Concha Cayuqueo pidió por víctimas de abusos y el don de la vida

El Administrador Apostólico de Osorno, pidió a Dios por el dolor de quienes han sufrido abuso de poder, de consciencia y sexual, durante la celebración del tradicional Te Deum en la Catedral San Mateo. También elevó su plegaria por el respeto a la vida y a la dignidad humana, desde su concepción hasta la muerte natural.
Martes 18 de Septiembre del 2018
  
En la Acción de Gracia, a la que asistieron el Gobernador Provincial Daniel Lilayú, además de algunos concejales y altas autoridades de las Fuerzas Armadas y de Orden. El Obispo Jorge Concha Cayuqueo, dijo que muchas veces en nuestra historia humana y como sociedad chilena en particular, “los desastres, el sufrimiento, el dolor, nos ha hecho entrar en procesos de aprendizaje y de cambios profundos”.

“En el último tiempo, y en procesos que se encuentran en curso, el sufrimiento de muchos hermanos nuestros que han sufrido el abuso de poder, de consciencia y sexual hacen posible que crezcamos en la consciencia de que toda forma de abuso es inaceptable, porque es un atropello a la dignidad humana de cada persona, lo cual se hace más grave e indignante cuando las víctimas son los más pequeños y más vulnerables”, agregó.

También precisó que como Iglesia Universal, “estamos experimentando un doloroso aprendizaje. A este respecto, como Iglesia en Osorno, expreso nuestro irrestricto compromiso con la erradicación de cualquier forma de abuso y nuestro compromiso con las víctimas que han sufrido menoscabo en su dignidad”.

En la oportunidad, donde Antonio Alcafuz, Cacique Autoridad Religiosa, Cultural Ancestral; entregó un saludo en Mapudungun, el obispo Jorge también agradeció a Dios por el don de la vida en el ser humano, en todo ser viviente y toda la Creación y afirmó que el hombre no es el dueño de la vida, “Pedimos a Dios que desde el corazón de los habitantes de esta tierra, especialmente de quienes nos decimos cristianos, hagamos todo lo posible por el respeto a la integridad de la vida humana en todo su itinerario natural, desde la concepción hasta la muerte natural, pasando por el respeto a los derechos humanos que le son inherentes”.

También elevó su plegaria para agradecer al Creador por todo el progreso, el avance material que ha tenido Chile, “por todo lo positivo que nos permite la vinculación a un mundo globalizado”. Sin embargo, también agradeció por las miradas críticas que nos permiten ver los lados oscuros de ambas dimensiones; el progreso y la globalización.

Explicó que a pesar de este avance que “indudablemente somos beneficiados de tantas formas, todavía persiste mucha pobreza”, la cual “se manifiesta concretamente en falta de vivienda (todavía hay campamentos), en las dificultades o escasez de acceso a una salud digna y de calidad, en las dificultades cotidianas que tienen muchos de nuestros adultos mayores, (precariedad de salud, de alimentación, vivienda y sufren soledad). La pobreza que padecen muchos campesinos y tantos de nuestros hermanos indígenas, las dificultades que muchos jóvenes encuentran para poder estudiar y las escasas expectativas de trabajo que muchas veces ahogan sus anhelos y crean en ellos frustración e incluso resentimiento, las diferencias socioeconómicas que parecen perpetuarse”, aseguró.

Finalmente agradeció a Dios por el camino “que hacemos como país en democracia, que sin duda no es perfecta, y que busca la participación, permite el respeto de las diversas visiones de país y que valora la política en la gestión de la cosa pública. Pero debemos poner atención en la desafección y baja participación que a veces y de modo creciente se da en las instancias de participación. Tampoco debemos ser indiferentes frente a la agresividad y a la violencia en nuestra sociedad de la que muchas veces somos testigos, así como frente a la polarización que puede llevar a la división entre los chilenos”.

Fuente: Comunicaciones Osorno


Osorno, 18/09/2018

 
Galerías Fotográficas