/
/
/
/
/
/
   
Fieles y autoridades manifiestan gratitud a Dios previo a celebración de Fiestas Patrias

En la Eucaristía que tuvo lugar en la Catedral de La Serena, se convocó a asumir desafíos para el país y la región en corresponsabilidad.
Martes 18 de Septiembre del 2018
  
Al mediodía del domingo 16 de septiembre, laicos y autoridades participaron de la celebración eucarística que presidió el Arzobispo de La Serena, Mons. René Rebolledo Salinas, y en la que se entonó el Te Deum, previo a la celebración de Fiestas Patrias.

Al iniciar la santa Misa, representantes de los voluntariados Samaritanas de María, Damas de Rojo y Damas de Amarillo, quienes prestan servicio en los hospitales “San Pablo” de Coquimbo y “San Juan de Dios” de La Serena, respectivamente, llevaron hasta el Altar arreglos florales, como signo de gratitud al Señor por las bendiciones otorgadas a nuestro país.

Asimismo, una pareja de huasos chilenos llevaron en sus manos el Evangelio de Chile, graficando el Mes de la Patria y de la Biblia que como chilenos y católicos conmemoramos durante septiembre. Tras ellos, encaminaron sus pasos representantes de colonias extranjeras, con personas provenientes de Venezuela, Colombia, Perú y Ecuador, quienes con banderas y trajes típicos de su país, evidenciaron la acogida e integración brindada a los hermanos migrantes, prioridad pastoral en la Arquidiócesis.

Acogiendo el mensaje del Pastor

Al finalizar la celebración, autoridades presentes se refirieron a los desafíos planteados por Mons. René Rebolledo en su homilía. La primera de ellas fue Lucía Pinto, Intendente de la Región de Coquimbo, quien señaló “fue un mensaje muy claro, que destaco y acojo. El seguir trabajando por ser una región y un país más solidario, disminuyendo todas esas desigualdades que aún existen y por las cuales debemos seguir generando oportunidades, mayor cantidad de empleos y no olvidar el cuidado hacia nuestros adultos mayores. Es fundamental agradecer todo lo que ellos hacen, han hecho y seguirán haciendo por el crecimiento de nuestra región y país”.

Por su parte, el diputado Matías Walker enfatizó que en materia de necesidades de los adultos mayores en la zona “no puede ser más oportuno el llamado de Mons. René Rebolledo, porque precisamente ahora el gobierno va enviar el proyecto de reforma previsional que esperamos aprobar. Todos estamos de acuerdo que tenemos que mejorar la situación de nuestros adultos mayores, pero la oportunidad es esta, que exista un sistema solidario y no uno de pensiones como el que tenemos hoy en día, en el cual el que pudo cotizar y ahorrar tiene una buena jubilación y el que no, no la tiene. Por eso, hemos insistido no solamente en mejorar sustancialmente la pensión básica solidaria, sino que también exista una solidaridad intergeneracional”.

En tanto, Richard Gajardo, Jefe Regional de la Policía de Investigaciones (PDI), destacó el llamado a la corresponsabilidad social que realizó el Pastor, indicando que “las distintas organizaciones e instituciones que componen nuestro país, tenemos una responsabilidad que está delimitada por la Constitución Política y por las diferentes leyes. Desde ese punto nosotros creemos que es importante cumplir con ese rol constitucional y, en este sentido, la PDI se suma a ese llamado, con el objetivo de apoyar con nuestro profesionalismo y con la responsabilidad de investigar los delitos, para contribuir en la construcción de una sociedad mejor, para que nuestros compatriotas puedan vivir en un país mucho más seguro”, enfatizó.

Pueblo de Dios corresponsable

Destacar, además, que en la Eucaristía se pidió perdón “por las palabras y omisiones presentes en la convivencia nacional, por los actos de violencia y atentados a la dignidad de los hermanos y por los abusos de poder, conciencia y sexuales, especialmente los provocados por consagrados”.

Tras la santa Misa, Natalia Briceño, quien asistió a la Eucaristía, destacó que la celebración fue un momento “muy importante, ya que para nosotros los católicos es un mensaje de amor que nos lleva a reflexionar y dar las gracias por un nuevo día y especialmente que estemos todos unidos como familia aquí en Chile”.

Finalmente, el P. Dikson Yáñez, Rector del Seminario Mayor “Santo Cura de Ars”, acogió el llamado del Arzobispo a tener una auténtica opción por la vida, indicando que “la familia es un taller donde se hace el principal y primer aprendizaje de los grandes cambios que queremos para el mundo. Si cada uno no prioriza en lo más pequeño la vida, en las circunstancias que a cada uno le toque vivir, no es una verdadera transformación. Pueden existir leyes o estructuras, pero si en la base no se vive lo que es realmente familia, ésta no se podrá hacer. Yo creo que ahí está la gran clave para hacer un cambio profundo y verdadero en nuestro quehacer cotidiano”.

Fuente: Comunicaciones La Serena


La Serena, 18/09/2018

 
Galerías Fotográficas