/
/
/
/
/
/
   
Editorial: Navegar junto al Señor, esperanza que no defrauda

Porque el Señor conduce la barca de la Iglesia no la abandonamos, y haremos todos los esfuerzos posibles, junto a las comunidades y cada miembro de la Iglesia, de escuchar lo que el Espíritu dice a la Iglesia en cuanto tal (Ap 2,7).
Jueves 29 de Noviembre del 2018
  
A
l terminar el mes de noviembre, el presidente de la Conferencia Episcopal de Chile y obispo castrense, monseñor Santiago Silva, reflexiona en torno a los desafíos que la Iglesia ha enfrentado este año, y la proyección del camino.

Haciendo referencia a la barca, Mons. Silva destaca que "este año 2018 nos ha remecido profundamente", y asegura que "asumir nuestras debilidades y pedir perdón no ha sido una simple formalidad o expresión de buenas intenciones. Nos hemos puesto en camino para reparar en todo cuanto nos sea posible el daño causado y, desde una Iglesia sinodal, construir juntos un estilo participativo y comunitario que evite que estas situaciones se vuelvan a repetir". Reconoce además que "sabemos que cualquier medida es insuficiente frente al dolor de víctimas y sobrevivientes, pero estamos dispuestos a vivir este compromiso con humildad y gran disposición".

Señala también: "Nuestro caminar no termina aquí. Tenemos confianza en el futuro porque Cristo Resucitado nos anima a seguir navegando mar adentro en la misión de la Iglesia, aun en medio de la tormenta, en la última Asamblea Plenaria de este mes de noviembre sentamos las bases para una indispensable renovación eclesial. El próximo año profundizaremos el discernimiento, las decisiones y su implementación, para que la Iglesia, renovada, se centre cada vez más en Jesucristo y se ponga con todas sus fuerzas al servicio de las personas, particularmente los débiles y los pobres".

Revisa el texto completo.

Fuente: Comunicaciones CECh


CECh, 29/11/2018

 
Galerías Fotográficas