/
/
/
/
/
/
   
Paciencia pide Mons. Alejandro Goic a los estudiantes secundarios

El Presidente de la Conferencia Episcopal espera que primen la sensatez y la cordura, para terminar con las manifestaciones violentas que han acompañado las movilizaciones estudiantiles recientes.
Miercoles 18 de Octubre del 2006
  
El Presidente de la Conferencia Episcopal, Mons. Alejandro Goic, pidió a los estudiantes que tengan paciencia, y que esperen que el esfuerzo realizado por el Comité Asesor Presidencial en Educación se corone con logros importantes en el Parlamento.

De este modo el Obispo de Rancagua, al concluir la ceremonia inaugural del Primer Congreso Nacional de Educación Católica, respondió consultas periodísticas sobre las nuevas movilizaciones de los secundarios.

"No hay nadie en Chile que no quiera mejorar la calidad y equidad en la educación. Uno quisiera pedirle a los dirigentes estudiantiles que han mostrado gran capacidad, que tengan un poco de paciencia, para que a través del Parlamento se legisle", señaló Mons. Goic.

Requerido sobre las tomas y desalojos que se han producido en las últimas horas, el Obispo de Rancagua expresó que las conductas violentas a nada bueno conducen. "Uno tiene que hablar de los derechos y también de los deberes. Muchos estudiantes anhelan seguir estudiando y estamos en el curso final del año escolar. Por lo tanto, que 20 ó 30 muchachos que no tienen la representación del estudiantado ocupen el establecimiento, eso es una violencia que se ejerce", manifestó.

Mons. Goic anhela que la cordura y la sensatez primen en todos los sectores de la comunidad nacional para que este conflicto llegue a su término y para que las reformas educacionales que una gran mayoría nacional desea, se hagan en el marco de un diálogo sereno y constructivo de personas civilizadas.

Ante una pregunta sobre la posición de la Iglesia en torno al debate sobre la libertad de enseñanza, el Presidente de la CECh recordó que la educación es un bien público y los padres son los primeros educadores de sus hijos.

Fuente: Prensa CECh


Santiago, 18/10/2006