/
/
/
/
/
/
   
Taller de acompañamiento Espiritual para el clero y diáconos

Desde el 22 al 24 de noviembre, se efectuó el taller de Acompañamiento Espiritual, dirigido a sacerdotes y diáconos en la Arquidiócesis de Puerto Montt, en las dependencias de la Casa Nazareth.
Viernes 24 de Noviembre del 2006
  
Esta actividad estuvo a cargo del sacerdote jesuita Larry Yévenes, quien durante tres días profundizó el tema de acompañamiento espiritual entregando herramientas, criterios y metodologías de cómo hacer más efectivo el trabajo con las personas. Según su experiencia, el Padre Larry mencionó que esta jornada ha sido muy enriquecedora “el trabajo ha sido muy intenso enriquecedor, ayuda mucho cuando uno confronta situaciones o casos con colegas, con personas que viven las mismas dimensiones que uno, como lo hemos hecho acá”.

“Yo destacaría que el nivel de diálogo con el clero local ha sido bastante profundo, mucha transparencia para hablar de las dificultades y de los logros, me voy muy satisfecho por el nivel de apertura de mis colegas sacerdotes”, agregó.

Dentro de este año el Padre Larry Yévenes, s.j. ha realizado en tres diferentes sectores del país este trabajo, enmarcados en las semanas teológicas pastorales en Santiago, Copiapó y en esta ocasión Puerto Montt, dirigido al clero y los diáconos diocesanos. Por otra parte hay que destacar igualmente que este taller lo realiza a laicos y 10 días atrás estuvo en la ciudad impartiéndolo a 104 personas en el marco de la Espiritualidad Ignaciana.

Al consultarle al Padre Yévenes, s.j sobre la importancia de realizar estos talleres recalcó que se requiere de formación profesional, ya que es un tema que hoy es de gran utilidad para la sociedad, “la relevancia del tema del acompañamiento espiritual requiere que nosotros nos formemos profesionalmente en el tema, siempre se puede dar otro paso a la formación permanente, también yo diría que es muy importante clarificar con otros, casos complejos. En el acompañamiento de personas hay a veces dificultades que uno no logra resolver con sólo una entrevista y hace bien juntarse con pares para confrontar criterios. Es necesario seguir trabajando este tema en la zona, en todas las partes de Chile, no basta con un taller de tres días, se necesita potenciarse, este es el desafío que yo veo para el clero local y los diáconos que han participado de este taller deben asumir”.

Fuente: Comunicaciones Puerto Montt



Puerto Montt, 24/11/2006