/
/
/
/
/
/
   
Con motivo de la Teletón 2006
Obispo de Chillán se refirió al valor de la solidaridad

Monseñor Pellegrin apoyó la campaña nacional visitando la agencia local del Banco Chile, donde hizo un donativo y saludó a los funcionarios bancarios y al público presente.
Lunes 04 de Diciembre del 2006
  
Una invitación ha vivir el valor de la solidaridad entre los chilenos, partiendo con el ejemplo que representa la Teletón, hizo monseñor Carlos Pellegrin Barrera, obispo de Chillán, en el marco de esta cruzada nacional desarrollada los días 01 y 02 de diciembre. Sus palabras las brindó en una sorpresiva visita a la agencia local del Banco Chile, cerca de las 13 horas del día sábado, donde hizo un aporte a título personal y saludó a los funcionarios bancarios y chillanejos que en ese momento entregaban sus donativos.

Como “una bendición del Señor” calificó el obispo de Chillán todo lo que concentra y simboliza la Teletón. “Es una invitación a desarrollar la solidaridad, como tantas veces el pueblo chileno lo siente. Yo creo que viendo las escenas de las transmisiones, uno comprende el gran dolor de tantos hermanos que sufren”, manifestó.

Asimismo, el obispo llamó a colaborar en todas las obras que tienen como norte el bien común, la solidaridad y la justicia. Al respecto, dijo que la solidaridad es un valor que se debe construir en forma permanente. De ahí la importancia de enseñarles a los niños, a partir del ejemplo de la Teletón, a ser caritativos y promotores de la justicia social. “Es una linda experiencia de enseñar a los más niños, decirles que siempre hay alguien que necesita más, enseñarles sobre el sufrimiento del mundo, y que crezcan ellos con el deseo de poder servir y cambiar las estructuras injustas de la sociedad y de Chile”, explicó.

Pellegrin aseguró que eventos como la Teletón recuerdan que el Reino de Dios se expande a todas las realidades, porque éste no es propiedad única de una religión o iglesia, sino que Cristo quiere que todos los hombres trabajen por la unidad. “Es una actividad que llama a todos, a los hermanos protestantes, los católicos, inclusive a aquellos que dicen que no creen, porque la humanidad nos necesita a todos solidarios”, comentó.

Fuente: Comunicaciones Chillán


Chillán, 04/12/2006