/
/
/
/
/
/
   
Mons. Luis Infanti llama a la calma y la serenidad a población de Aysén

Un llamado a la calma y la serenidad formuló el Obispo Vicario Apostólico de Aysén, quien se encontraba fuera de la región cuando ocurrió el violento sismo del sábado.
Domingo 22 de Abril del 2007
  
Cuando se produjo el episodio sísmico en la undécima región el sábado 21 de abril, el Obispo Vicario Apostólico de Aysén se encontraba en Santiago, al concluir su participación en la 93ª Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal de Chile realizada la semana recién pasada en Punta de Tralca.

A través de un contacto telefónico con una emisora local, Monseñor Infanti dio a conocer su preocupación por la angustia en la que están viviendo los habitantes de la región de Aysén, debido al intenso sismo que se registró el pasado sábado 21 de abril cerca de las 2 de la tarde.

La máxima autoridad de la Iglesia Católica en Aysén manifestó además su solidaridad con los familiares de las personas desaparecidas y fallecidas tras el evento sismológico señalando “quiero expresar la cercanía y las condolencias a las personas y a las familias relacionadas con estas personas”.

Además de insistir en su invitación a estar serenos, el Obispo de Aysén recomendó a la población estar atentos y oír las instrucciones de la autoridad competente en la materia “porque buscan el bien de la gente, el bien del pueblo con los pocos datos que puedan haber. Entonces creo importante seguir las instrucciones que las autoridades competentes den sobre la materia”, enfatizó.

Finalizó el contacto telefónico enviando un saludo de cercanía, comunión y solidaridad con los habitantes de la región de Aysén.

Fuente: Comunicaciones Aysén


Coyhaique, 22/04/2007