/
/
/
/
/
/
   
Tras segunda visita a zona afectada por terremoto:
Mons. Infanti hace llamado a la unidad y a fortalecer el amor a Aysén y su gente
Viernes 27 de Abril del 2007
  
Tras su llegada a la región de Aysén y luego de haber sostenido reuniones en Santiago con Caritas Chile para evaluar el apoyo de dicha entidad tras el evento sismológico que afectó a la zona el sábado 21 de abril, el Obispo de Aysén, Mons. Luis Infanti de la Mora, se trasladó de inmediato a Puerto Aysén y Puerto Chacabuco para conocer la situación y acompañar el dolor y la angustia de las familias con personas extraviadas y fallecidas tras la catástrofe.

En su recorrido por el sector pudo tomar contacto principalmente con los familiares de las personas extraviadas y fallecidas tras el evento sismológico. Además recorrió el cuartel de Carabineros y de la Armada con asiento en Puerto Chacabuco, y tuvo la oportunidad de compartir con algunos particulares, a quiénes visitó en sus viviendas.

De manera global, el pastor de la Iglesia Católica en Aysén manifestó no percibir daños de magnitud; sin embargo enfatizó que el mayor perjuicio en este momento lo vive la población debido a la angustia, incertidumbre y temor con la que tienen que lidiar a diario señalando que “cuando uno entra en la familia, entra en la casa, entra en las personas, percibe que hay, sobre todo en Puerto Chacabuco, y en Puerto Aysén, un sentido de bastante miedo; pero en muchas personas también de esperanza, de confianza, de que hay una disponibilidad a enfrentar las situaciones que vengan con mucha fe”.

Asimismo el prelado destacó que a pesar de que la región vive un momento de crisis “si vivimos en Aysén es porque amamos a Aysén, y cuando se ama se hace en los momentos gratos y difíciles. Es en estos momentos en que estamos llamados a fortalecer nuestro amor a nuestra tierra a nuestra gente, a enfrentarlo con responsabilidad, con confianza, con serenidad, con solidaridad y también con mucha unidad, yendo más allá de ciertas pasiones políticas o de otros intereses”, destacó el prelado.

Sobre las acciones que está desarrollando la Iglesia de Aysén para solidarizar con las situación que viven cientos de familias en Puerto Aysén y Puerto Chacabuco, Monseñor Infanti explicó que a través de Caritas Chile y la Pastoral Social del Vicariato se están coordinando las ayudas correspondientes; pero más allá de eso el rol esencial de la Iglesia Católica es acompañar a las familias en este momento de dificultad.

Finalmente, cabe destacar que la Iglesia de Aysén está preparando una celebración masiva en la Catedral de Puerto Aysén para el 1º de mayo a las 11 de la mañana, a fin de orar por las familias que perdieron a sus seres queridos y por la unidad de los habitantes de la región de Aysén.

Fuente: Comunicaciones Aysén


Puerto Aysén, 27/04/2007