/
/
/
/
/
/
   
Con emoción Curicó despidió al Padre Teodoro Van Grieken
Miercoles 10 de Octubre del 2007
  
En la mañana del domingo 7 de octubre, día de la fiesta de la Virgen del Rosario, pasó a la casa del Padre, el Presbítero Teodoro Van Grieten Belt, sacerdote de origen holandés avecindado en la Diócesis de Talca, especialmente en la ciudad de Curicó, hace más de 30 años.

Sus restos fueron velados en la Parroquia Cristo Resucitado y en el Santuario La Merced de Curicó. Sus funerales se realizaron a las 16:00 horas del lunes 8, luego de una Eucaristía celebrada en la Iglesia Matriz y que fue presidida por Monseñor Horacio Valenzuela, Obispo de Talca.

Una multitud de personas de la comunidad curicana acompañó al Padre “Teo”, como era conocido, hasta su última morada en el Cementerio Municipal de esta ciudad.

Antecedentes biográficos

El Padre Teodoro tenía 91 años de edad, 63 años de sacerdocio y pertenecía a la congregación de Sacerdotes del Sagrado Corazón (Dehonianos). Nació el 7 de agosto de 1916, en La Haya, Holanda. Fue ordenado sacerdote el 29 de junio 1944. Llegó a Buenos Aires, Argentina, en el año 1947, donde aprendió el idioma

En mayo de 1960 llegó a Chile estableciéndose en una Parroquia de Vitacura y 1964 fue elegido Superior Regional Provincial de la Congregación del Sagrado Corazón. Estando en Vitacura conoció a Mons. Carlos González, Obispo de Talca de entonces, quien lo invitó a trabajar en la Diócesis. Llegó en octubre de 1972, siendo su primera destinación la Parroquia Nuestra Señora del Rosario. Durante esos años el Padre “Teo” se destacó por su colaboración en el ámbito de protección de las personas perseguidas por el gobierno militar.

En 1981 fue traslado a la Iglesia La Merced y fue nombrado Pro Vicario de Curicó. En 1985 asumió como párroco de las parroquias del centro de la ciudad, con sede en La Merced. En todo este ambiente el Padre Teodoro tuvo una vital participación en la reconstrucción de varias instituciones, como un hogar de ancianos, comedores solidarios, entre otros. Además, es principal gestor del Hogar de Cristo y del Colegio Politécnico San José. Todo pensado para fortalecer la dignidad de las personas.
El Padre Teodoro estuvo en la Iglesia La Merced hasta el año 2003. Después fue nombrado vicario parroquial de la Parroquia Cristo Resucitado, en el sector Aguas Negras de Curicó.

Fuente: Comunicaciones – Talca


Curicó, 10/10/2007