/
/
/
/
/
/
   
Al inicio del Tiempo de Cuaresma:
Cuaresma: llamado a la conversión y solidaridad

Monseñor Cristián Contreras Villarroel, Obispo Auxiliar de Santiago y Secretario General de la Conferencia Episcopal de Chile, dijo que Cuaresma es un tiempo propicio para la conversión, la oración, la penitencia y la caridad. En este sentido, llamó a colaborar generosamente con la campaña Cuaresma de Fraternidad.
Miercoles 06 de Febrero del 2008
  
Un llamado a colaborar generosamente con la Campaña Cuaresma de Fraternidad , que se inicia hoy (Miércoles de Ceniza) en todo el país, formuló Monseñor Cristián Contreras Villarroel, Obispo Auxiliar de Santiago y Secretario General de la Conferencia Episcopal de Chile, al dar a conocer en conferencia de prensa detalles de esta cruzada solidaria cuyos recursos irán en beneficio de niños y niñas menores de seis años en riesgo social.

En la actualidad existen más de 200 mil niños que viven en esa condición, completamente vulnerables, carentes de afecto y protección que –a la larga- limitan severamente su desarrollo emocional y personal. Algunos de estos menores, mientras sus madres trabajan, son dejados al cuidado de ancianos o hermanos mayores poco calificados para estimularlos en su formación y atenderlos adecuadamente. Otros, según lo atestiguan reportajes de medios de comunicación, quedan solos y encerrados. A ellos no sólo les afecta la situación en que vive su familia inmediata, sino también su entorno, muchas veces marcado por el alcoholismo, la droga, el abandono y la violencia.

Por las razones anteriores, Monseñor Contreras llamó a los católicos del país y hombres de buena voluntad a que -en este tiempo de cuaresma, tiempo de preparación al misterio central de la fe cristiana: la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo- sean generosos y solidarios con estos menores que sufren.

En Cuaresma la Iglesia nos invita a la conversión. “Cuaresma es un llamado personal de Jesús a la conciencia de las personas para dar un giro en sus vidas, es un llamado a la conversión”, señaló. “Para que podamos vivir esta conversión, la Iglesia nos propone tres elementos que nosotros podemos ejercitar, especialmente, en estos cuarenta días, estos son: intensificar la vida de oración como encuentro personal con Dios, la penitencia en el sentido de hacer sacrificios en beneficio de los demás, y las obras de caridad, íntimamente ligados a este sentido de la penitencia”, agregó.

Mensaje del Papa

En relación a la caridad, el Santo Padre Benedicto XVI, en su Mensaje de Cuaresma para este año, dice que: “la caridad nos ayuda a vencer el apego a los bienes terrenales, educándonos a socorrer al prójimo en sus necesidades y a compartir con los demás lo que poseemos por bondad divina. El Señor nos llama, a cada uno de nosotros, a ser un medio de su providencia hacia el prójimo”.

- Mensaje del santo Padre para la Cuaresma 2008

Campaña Cuaresma de Fraternidad

Para promover la solidaridad con las más pobres y necesitados del país, los Obispos chilenos, desde el año 1982, han promovido en este tiempo de cuaresma esta campaña solidaria, que en estos años ha ido en beneficio de distintos grupos sociales y que en este 2008, por tercer año consecutivo, apoyará proyectos sociales en beneficio de menores de seis años y sus familias que están en riesgo social a lo largo del país.

Monseñor Contreras precisó que la Campaña Cuaresma de Fraternidad quiere promover entre los católicos la práctica del amor y la caridad, es decir reconocer en el prójimo el rostro mismo del Señor Jesús. “Cuaresma de Fraternidad invita a prepararnos a vivir la Pascua del Señor, haciéndonos llevar una vida más sencilla, con privaciones que nos permitan ahorrar para compartir con quienes tienen más necesidad que nosotros, en este caso los niños y niñas que viven en condiciones de riesgo social”, señaló en prelado, agregando que “queremos que los niños no sean sujetos excluidos de la sociedad, sino que podamos como sociedad ayudarles a ellos, a sus familias, a sus mamás, para que tengan un desarrollo integral en sus vidas”.

Recalcó que “esta no es una colecta, esta Campaña es un llamado para que durante cuarenta días personas, familias, instituciones puedan hacer una colaboración de los que ellos ahorran como sacrificio para obras de caridad”.

Con los recursos económicos recaudados en esta campaña, la Iglesia Católica a lo largo del país fomentará actividades que ofrezcan mejores oportunidades a niños y niñas que vivan en riesgo social, con estímulos que fortalezcan su formación y les abran nuevas posibilidades para su futuro, dijo el Obispo Auxiliar de Santiago.

¿Cómo ayudar?

Monseñor Cristián Contreras informó que este domingo, primer domingo de Cuaresma, en todas las parroquias del país se entregarán pequeñas alcancías para que las familias vayan depositando en ellas el dinero reunido producto de privaciones y sacrificios que hagan en este tiempo, como por ejemplo dejar de comprar golosinas, cigarros o cosas superfluas. Las alcancías con el dinero recolectado deben ser devueltas en Pascua de Resurrección, el domingo 23 de marzo. Hasta el momento se han distribuido un millón de estas pequeñas alcancías. También se puede colaborar directamente depositando el dinero a la cuenta corriente Nº 187.593 del Banco Estado.

Resultados 2007

La campaña pasada recaudó 834 millones 440 mil 479 pesos ($ 834.440.479), un 13% más que en la campaña del año 2006. “Esto es fruto del ahorro de las familias, las comunidades. Es muy hermoso ver que esta campaña, donde mayor éxito tiene es en los sectores populares y en los sectores medios de nuestra sociedad”, según relató Monseñor Contreras.

Los recursos obtenidos están siendo utilizados en la ejecución de 43 proyectos a lo largo del país, que van en directa ayuda a los menores de 6 años de escasos recursos. Estas obras, según explicó Roberto Urbina, coordinador nacional de Cuaresma de Fraternidad, consisten en:

o Ampliación, reparación y equipamiento de salas cunas y jardines infantiles
o Talleres para madres y padres sobre estimulación temprana para sus hijos
o Talleres formativos para niños despertando sus habilidades
o Programas recreativo/formativos orientados a desarrollarles a través de la interacción grupal
o Atención a madres adolescentes con programas formativos de estimulación temprana orientados al desarrollo integral de sus hijos
o Apoyo a grupos de madres que trabajan en sus iniciativas para el cuidado y la atención de sus hijos mientras ellas están ausentes
o Prevención del maltrato a los niños a través de difusión de materiales y realización de talleres formativos para adultos.

Desafíos 2008

• Para este año 2008, la Campaña Cuaresma de Fraternidad se ha propuesto aumentar la recaudación para apoyar más proyectos e iniciativas solidarias que ofrezcan más y mejores oportunidades de educación preescolar a estos niños/as, razón por la cual Monseñor Cristián Contreras llamó a los católicos a colaborar generosamente con esta campaña “para que llegue a más lugares. Esta campaña viene a ser un signo muy elocuente y concreto de lo que la Iglesia pide a los cristianos en tiempo de cuaresma” enfatizó.

Fuente: DOP Santiago - www.iglesiadesantiago.cl


Saantiago, 06/02/2008