/
/
/
/
/
/
   
El aporte de la Iglesia a la Ley General de Educación

El Área Educación de la Conferencia Episcopal de Chile expuso ante la Comisión respectiva del Senado la visión que tiene la Iglesia respecto del proyecto de Ley que busca mejorar la calidad de la Enseñanza.
Martes 29 de Julio del 2008
El Director del Área Educación de la Conferencia Episcopal de Chile, Pbro. Edgardo Fernández, presentó los aportes del Episcopado ante la Comisión parlamentaria que preside el senador Alejandro Navarro, en sesión de este martes 29 de julio. En la exposición, la Iglesia valora como un gran avance que los diversos sectores de la sociedad debatan sobre un tema tan fundamental como es la educación, y que se deje de manifiesto el deseo de que todos puedan acceder a una enseñanza de calidad.

“Nos congratula descubrir en el concepto de educación, como una finalidad de este proceso, el desarrollo espiritual, entre otras facetas de la vida humana, y la capacitación de las personas para que conduzcan sus vidas en forma plena; esto es, educarse más bien para ser que para tener”, señala el documento que firma el Presidente del Área, Mons. Carlos Pellegrin, obispo de Chillán, y que expuso ante los parlamentarios el Pbro. Fernández, subrayando que el aprendizaje abarca mucho más que un conjunto de habilidades para manejar ciertas materias.

Fundamental es que los padres puedan optar por el establecimiento que consideren que es el mejor para sus hijos, así como también es necesario que se garantice que los colegios y escuelas puedan consolidar sus proyectos educacionales.

Uno de los aspectos que se deben considerar para perfeccionar para la LGE tiene que ver con los estándares de calidad, cuyo valor ciertamente que no se discute. “Hay que hacer presente que el pleno logro de tales estándares no es responsabilidad única de los colegios, ni está en ellos la posibilidad de alcanzarlos totalmente. No hay que olvidar que se trabaja con seres humanos y no con máquinas programables a todo evento. De por medio están los condicionamientos y características propios de cada persona y su historia, del medio familiar y social, del influjo de los medios de comunicación y sus modelos culturales, y por sobre todo, el grado de libertad y también de la voluntad de cada sujeto”, enfatiza la postura del Área Educación de la Conferencia Episcopal.

Si bien la LGE promueve el desarrollo espiritual, el ámbito religioso está ausente. “En no pocas escuelas, ésta el la única instancia sistemática que tienen los alumnos para abrirse a la trascendencia, buscar las respuestas a las interrogantes más profundas de la existencia, educar la conciencia moral, desarrollar valores e iniciar la construcción de un proyecto de vida al servicio del bien común”, manifestó el Pbro. Fernández.

Finalmente, la Iglesia hace un llamado a dejar de lado los egoísmos e intereses ideológicos que perjudiquen proyectos educativos de calidad.

Ver Texto Completo

Fuente: Prensa CECh


Valparaiso, 29/07/2008