/
/
/
/
/
/
   
En Santiago:
Masiva celebración del Señor de los Milagros
Martes 26 de Octubre del 2004
  
La Catedral Metropolitana se repletó de fieles al mediodía del domingo 24 de octubre. Miles de fieles - la mayoría de ellos inmigrantes peruanos- llegaron hasta el principal templo católico de Santiago para participar en la celebración del Señor de los Milagros, una de las manifestaciones religiosas más importantes de la hermana nación del Perú.

La Eucaristía fue presidida por el Cardenal Arzobispo de Santiago, monseñor Francisco Javier Errázuriz, y concelebrada por el Vicario General del Obispado del Callao, Perú, monseñor Juan de Dios Rojas; el Deán de la Catedral, monseñor Damián Acuña; el Provincial de los Sagrados Corazones, P. Eduardo Pérez-Cotapos; el P. Leonir Chiarello, del Instituto Católico de Migraciones, y sacerdotes de la congregación de los Padres Escalabrinianos.

¿Quién es el Señor de los Milagros?

Monseñor Francisco Javier Errázuriz, en su homilía, hizo una reseña histórica del Señor de los Milagros, y de la importancia que tiene esta veneración popular no sólo en Perú sino que en otras partes del mundo.

¿Quién es el Señor de los Milagros?, se preguntó el Cardenal Errázuriz. “Es el Señor de los afligidos, de los pobres, los enfermos, de los pecadores”, señaló el Arzobispo de Santiago. “Es el Señor de las Maravillas. Es la expresión de la Misericordia de Dios. EL nos quiso acercarnos hasta el extremo, suscitando en nosotros la confianza para que concurramos a El”, agrego.

Dijo, asimismo, monseñor Errázuriz que el Señor de los Milagros es el peregrino de este mundo, “y estamos llamados al cielo. Nos ha abierto, en Jesucristo, las puertas del cielo”, indicó.

Procesión Por el centro de Santiago

Una vez finalizada la Misa, se inició, desde el interior del templo, la procesión con la Imagen del Señor de Milagros (donada por el Arzobispo de Santiago), y llevada en un anda por un grupo de doce “cargadores”, vestidos con ropas moradas.

Luego de recorrer las calles céntricas, la peregrinación -presidida por el “Señor de los Milagros”- llegó hasta la Parroquia Nuestra Señora de Pompeya ( Italiana y Latinoamericana), en Avenida Bustamente, donde concluyó la procesión, para dar inicio a continuación a una manifestación de carácter folclórico.


Santiago, 26/10/2004